MAYO MARIANO
VIRGEN DEL CLAUSTRO

Sergio Cabaco y Jesús Abades


 

   

 

La Virgen, sentada sobre espléndido trono, se descubre el pecho izquierdo con la diestra y amamanta amorosamente al pequeño Jesús, sostenido sobre su regazo con el brazo izquierdo.

El Niño mira con gesto complacido a la Madre, que dirige su semblante hacia el espectador. Ambas figuran aparecen ataviadas con vistosos ropajes y se exornan con sendas coronas del tipo real.

Se trata, por tanto, de otra representación iconográfica del tema de la Virgen de la Leche o Virgen de la Buena Leche, de gran tradición medieval por poner de relieve la maternidad divina de María y cuyas raices evangélicas se hallan en el pasaje del Descanso en la Huida a Egipto.

Tradicionalmente, este ejemplar suele fecharse en el siglo XIII, aunque se advierten ciertos avances del naturalismo gótico que pudieran adelantar su hechura a la primera mitad de la centuria posterior.

Es Patrona, junto con Santa Tecla, de Tarragona, donde también es popularmente conocida como la Madre de Déu del Claustre. Recibe culto en la catedral de la ciudad catalana.

 

Anterior Entrega en este

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com