MES DE JUNIO 2008 - FRANCISCO BUIZA
CRISTO DE LA VERA CRUZ - PILAS (SEVILLA)

Sergio Cabaco y Jesús Abades


 

 
 

 

La historiadora murciana Isidora Navarro Soriano considera a Buiza como un escultor embebido en una estética que lo precede largamente en el tiempo y en la que se encuentra a gusto, circunstancia que lo relaciona con el murciano José Sánchez Lozano, aunque en el caso de Buiza no sólo encontramos copias sino también avances.

En su opinión, el artista carmonense escruta la materia y la forma para seguir caminando allí donde lo dejaron maestros como Juan de Mesa -su principal fuente de inspiración-, Juan Martínez Montañés, Alonso Cano, Luisa Roldán, etcétera, creando nuevas tipologías, aportando renovaciones técnicas y adaptando los nuevos adelantos al oficio pero sin desvirtuarlo a favor de las posibilidades que ofrece, siguiendo en lo suyo.

El imponente Cristo de la Vera Cruz, venerado la Ermita de Madre de Dios de Belén del municipio hispalense de Pilas, es sin duda alguna perfecto ejemplo de dicha renovación técnica, además de una de las mejores obras de Francisco Buiza, quien lo esculpió en el año 1972.

Heredero de los modelos mesinos del primer tercio del XVII, el Crucificado de Pilas presenta un notable colosalismo en su concepción, tanto en su considerable altura (196 cm) como en su poderosa anatomía, de miembros robustos y alargados. Muy singular es la disposición de la barba, fruto de representar la cabeza rehundida sobre el pecho. La policromía del Varón es muy cruenta, insistiendo en las señales de la Pasión.

 

FUENTES: NAVARRO SORIANO, Isidora y Santiago RODRÍGUEZ LÓPEZ:
Escultores e imagineros del Patrimonio Escultórico de la Semana Santa de Jumilla
(Primera Parte), en Semana Santa Jumilla 2007
, Jumilla, 2007, pp. 40-49.

 

Quinta Entrega en este

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com