MES DE JUNIO 2008 - FRANCISCO BUIZA
CRISTO DE LA SANGRE - SEVILLA

Sergio Cabaco y Jesús Abades


 

 
 

 

Al reorganizarse la cofradía sevillana de San Benito en el año 1921, fue deseo de todos sus componentes volver a poseer una imagen del Santo Cristo de la Sangre, en sustitución de la talla primitiva de pasta, obra de Francisco de Vega (1553), que fue trasladada a un pueblo de la provincia tras el cierre al culto en el año 1868 de su capilla en el Barrio de Triana, sede por entonces de la corporación.

Dicha aspiración se ve cumplida en el año 1966 con una imagen que tiene uno de sus precedentes más antiguos en el Crucificado de la villa onubense de Calañas, estudiado en nuestra segunda entrega. En ambos casos, Buiza se pone como punto de partida al Cristo del Amor de Juan de Mesa e introduce sus propias maneras en la composición, especialmente en la talla sevillana, dando al semblante su sello personal, aumentado los volúmenes anatómicos y capilares, y profundizando en las señales del martirio.

Con este titular de la Cofradía de San Benito, Buiza realizó una de sus obras más populares, celebradas y personales, lejos ya de su etapa de formación y de los años de obras primerizas como autor independiente, cuando el escultor se dejaba llevar mucho más por la serenidad y la pureza de líneas que caracterizaron el arte de Martínez Montañés, tan sabiamente recogidas por su maestro Sebastián Santos. Es por ello que varias obras de dicho periodo han sido confundidas con las de Santos o incluso catalogadas como tallas anónimas a falta de la documentación adecuada.

El Cristo de la Sangre, labrado en una época en la que tienen lugar tímidos intentos de introducir el arte moderno en el ámbito religioso andaluz, supone un nuevo triunfo de las formas neobarrocas, casi omnipresentes en las creaciones sacras sevillanas del siglo XX, las cuales revalorizaron los postulados del barroco hasta el punto de que la iglesia y sus fieles encuentran en el Crucificado barroco la imagen de referencia para su fe.

 

FUENTES: B. G.: El Santo Cristo de la Sangre, en ABC, 05-03-1966, p. 11; BERMEJO Y CARBALLO,
José: Glorias religiosas de Sevilla, Sevilla, 1882, p. 551. RUS TABERNERO, Lucía: Evolución
iconográfica de la imaginería del crucificado en España
, en Escuela de Imaginería, nº 42, 2004, pp. 26-36.

 

Cuarta Entrega en este

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com