ISBILYA. SUBASTA OTOÑO 2019

10/10/2019


 

La próxima subasta en Sevilla de Isbilya (Calle Virgen de la Antigua nº 5 Local) tendrá lugar los días 29 y 30 de octubre de 2019. La primera sesión, el martes 29, comprenderá pintura antigua y joyas, mientras la segunda el miércoles 30, se reserva para arte contemporáneo y artes decorativas. Ambas sesiones comenzarán a las 19:00 horas. Los lotes incluyen obras muy atractivas de grandes maestros, muchas procedentes de manos privadas, sobre todo en las secciones de pintura antigua, pintura contemporánea y escultura sacra. El horario comercial es de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30 horas, de lunes a viernes (sábados solo mañanas y domingos cerrado, si bien el sábado y domingo anterior a la subasta estará abierto en el mismo horario comercial).

 

 

Francisco de Zurbarán

El tema de la Santa Faz fue repetido por Zurbarán a lo largo de toda su carrera artística debido a la fuerte demanda por parte de su clientela sevillana, entre los cuales contaba con gran devoción. La versión que aquí presentamos (óleo sobre lienzo, 100 x 81 cm), hasta ahora inédita, proporciona un dato de enorme interés, ya que está firmada y fechada presumiblemente en 1639, por lo que debe ser puesta en relación con la Santa Faz conservada en el Museo de Estocolmo. Tal y como recoge Odile Delenda, el paño marfileño, "hiperrealista", surge con tremenda fuerza en el lienzo de Zurbarán en profundo contraste con la imagen difuminada del retrato esbozado. Al parecer, esta presentación de la tela es una invención propia del pintor, de la cual no conocemos otros ejemplos en la pintura del siglo XVII. Dicha idea nos procura la increíble sensación de trampantojo que encontramos en las obras de Zurbarán. Esta pintura será incluida por Delenda en el "Suplemento del catálogo razonado y crítico de Francisco de Zurbarán", actualmente en preparación

 

 

Andy Warhol

En la década de 1980, Andy Warhol creó sus primeros grabados inspirados en obras maestras de la Historia del Arte. Entre ellos, "Detalles de pinturas renacentistas", "Santa Apolonia" y la serie "Después de Munch". La serie "Alejandro Magno", inspirada en un busto de bronce helenístico, fue la única obra que realizó basada en el arte clásico. También fueron las únicas obras realizadas basándose en una fuente escultórica, no en una pintura. Warhol se estaba apropiando de temas de épocas históricas del arte para incluirlos en su iconografía pop, desde pinturas europeas del siglo XIX hasta retratos icónicos del Renacimiento italiano. Con "Alejandro Magno", una obra en acrílico sobre papel (32 x 32 cm) procedente de la colección Alexander Iolas (Grecia), se desvía en gran medida su estilo de trabajo revolucionario caracterizado por su originalidad y ruptura con la tradición al rendir homenaje a las influencias de los maestros de la antigüedad clásica.

 

 

 

Luis Salvador Carmona

La casa Isbilya presenta una talla completa de 123 cm de altura que representa a "Santo Domingo de Guzmán", y atribuye al escultor vallisoletano otra de 103 cm que muestra el martirio de "San Juan Gabriel Perboyre". Esta última obra sigue el mismo modelo de una escultura que hoy subasta Fernando Durán (ver enlace), madrileña probablemente, si bien en este caso la referida casa la cataloga en torno a 1800 e identifica al santo como "San Pablo Miki". También Isbilya atribuye a Luis Salvador Carmona una pequeña talla (85 cm) de "San Francisco de Asís", aunque su factura más discreta hace que se estime como obra del círculo.

 

 

Ignacio de Ries

Ignacio de Ries es considerado el discípulo más importante de Francisco de Zurbarán, a cuyo taller estuvo adscrito desde 1636 hasta, al menos, 1661. De su maestro tomará precisamente este modelo de representación de las santas: figuras jóvenes ataviadas lujosamente, de calmada belleza y ausentes de sufrimiento, que posan elegantes portando sus atributos característicos. Tal es el caso de esta "Santa Inés" (óleo sobre lienzo, 166,5 x 105 cm), una obra que ha sufrido restauraciones y que puede ser comparada en cuanto a estilo y formato con la "Santa Margarita de Antioquía" (176,3 x 101,5 cm), subastada por la casa Christie's en 2010, o la "Santa Águeda" (203 x 106 cm) subastada en 2018, actualmente en colección particular.

 

 

Fernand Léger

En la obra que nos ocupa, un gouache sobre papel (34 x 24 cm) procedente también de la colección Iolas, los planos curvos y superpuestos describen las formas al tiempo que articulan la superficie. La oscilación resultante entre el cuerpo volumétrico y el espacio dinámico se debe tanto a la estética futurista como al cubismo analítico. En 1913, Léger había llevado su gramática abstracta a su extremo lógico en una serie de pinturas titulada "Contraste de formas". Con estas imágenes completamente abstractas, las exploraciones del idioma cubista de Léger se acercan a las de Robert Delaunay, cuyas ventanas simultáneas y motivos circulares de colores brillantes de 1913 casi muestran un desapego completo de la realidad empírica. Para Léger, sin embargo, esta incursión en la no objetividad total fue solo temporal, ya que pronto reviviría su inclinación por los temas figurativos.

 

 

 

Alonso Cano

Isbilya saca nuevamente a subasta el pequeño "San Diego de Alcalá" (66 cm) del escultor granadino, talla en madera policromada como el "San Juan Bautista", también de pequeño formato (83 cm), el cual asigna al círculo de Cano. Igualmente relaciona con el maestro un busto de "San Antonio de Padua", en madera y telas encoladas y policromadas sobre peana de madera (30 cm, 50,5 cm con peana), si bien su calidad es inferior.

 

 

Juan Ruiz Soriano

Óleo sobre lienzo firmado en el ángulo inferior izquierdo. Juan Ruiz Soriano (Huelva, 1701 - Sevilla, 1763) fue uno de los pintores más prolíficos en la Sevilla de la primera mitad del siglo XVIII, continuador del estilo de Murillo. Para su "Divina Pastora", el pintor sigue el modelo creado por Alonso Miguel de Tovar a partir de los escritos de Fray Isidoro de Sevilla, creador de esta popular iconografía mariana, según los cuales la Virgen debía figurar con la mayor hermosura, en un monte o valle con árboles y plantas, sitio propio de los pastores, sentada en una peña, y rodeada toda de ovejas, cada una con una rosa en la boca.

 

 

Maurice Utrillo

El pintor parisino Maurice Utrillo (1883-1955) produce miles de óleos, gouaches, acuarelas y bocetos a lápiz, basándose principalmente en su memoria o en postales fotográficas. En la pintura que nos ocupa, "Suburbio parisino", un óleo sobre cartón entelado (44 x 57 cm) con restauraciones, las líneas de perspectiva están fuertemente marcadas, pueden observarse incluso los trazos a lápiz del encaje. Utrillo utiliza pintura gruesa, a menudo mezclada con yeso, fácilmente disponible en Montmartre, para dar textura adicional, y en algunas zonas podemos apreciar como aplica los colores con espátula en lugar de pincel. Como era habitual en su obra, Utrillo presenta una escena otoñal: las ramas de los árboles están desnudas, y la luz fría y el cielo gris están templados por los tonos marrones de los edificios. Siempre captó una sensación de melancolía en sus escenas urbanas. En ellas se reconoce la influencia de Pissarro y Cézanne, pero la solidez de la composición, la simplificación y el sentido de la relación de colores son instintivos para Utrillo.

 

 

Juan Pascual de Mena

Escultura de "San Antonio de Padua con el Niño", en madera tallada y policromada con unas dimensiones inferiores al natural (90 x 40 x 46 cm). A pesar de estar introducido en la estética neoclásica, vemos en esta pieza, por su movimiento y teatralidad, que la imaginería religiosa del escultor toledano no se despega del espíritu barroco. El pequeño Jesús, sentado sobre el libro que alude a la condición de Doctor de la Iglesia de San Antonio, se muestra alborozado, a lo que el santo corresponde con parejo entusiasmo. En su mano derecha tuvo que sujetar la vara de azucenas, atributo separado de la pieza y hoy perdido.

 

 

Obras anónimas

El autor del interesantísimo lienzo "Alegoría de la Abundancia" (imagen superior) conoce o ha estudiado el arte del arquitecto y pintor italiano Pellegrino Tibaldi. Debió pintarse en los primeros años del siglo XVII por un artista que conocía bien la pintura del Monasterio de San Lorenzo del Escorial. Un pintor además dotado para los bodegones como se puede comprobar en la naturaleza muerta que se encuentra a los pies del personaje femenino. En este sentido, deberíamos tener en cuenta al madrileño Juan van der Hamen, cuyas naturalezas muertas guardan mucha similitud con las piezas de fruta del suelo. Desde luego, el pintor parece español o al menos ha utilizado un lienzo y una imprimación en tierras rojas, propio de nuestra pintura.

Por otro lado, el mágico tapiz "Los reyes vencidos" (imagen inferior) forma parte de una larga serie dedicada específicamente a los "Triunfos de Julio César", uno de los personajes de la antigüedad de mayor fortuna en el mundo de la tapicería. Probablemente perteneció a la corte francesa de Luis XVI, ya que podemos identificarlo con el que aparece en una mención del inventario del rey Luis XIV de Francia (1716), y seguramente fue confeccionado en Brujas, pues el balance de color de todo el tapiz, coincide con las producciones específicas de esta ciudad: un fuerte contraste de color rojo, azul y amarillo. Existe también paralelismo entre una serie de tapices sobre la "Historia de Gombaut y Macée", lo que permite datar la presente obra entre 1580-1620.

 

 

Noticia relacionada en este

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com