EL ARTE FUNERARIO EN ESPAÑA A TRAVÉS DE SUS AUTORES - MARIANO BENLLIURE
ESCULTURAS FUNERARIAS EN LA CATEDRAL DE CUENCA

25/10/2021


 

Este breve especial repasa algunos de los ejemplos artísticos más interesantes de los principales recintos funerarios del país. En esta segunda parte, el repaso comprenderá algunas de las obras escultóricas del maestro escultor Mariano Benlliure (Valencia, 1862 - Madrid, 1947) en cementerios y capillas funerarias, así como en el Panteón de Personajes Ilustres de Madrid.

 

 

Esta capilla fue fundada por don Gregorio Álvarez de Alcalá, deán de la Catedral de Cuenca. Estaba dedicada al culto antes de 1511. Fue dotada y enriquecida por el también deán don Juan Barreda, a quien corresponden las obras de ornato de la capilla y el encargo de su retablo, dedicado a la Asunción de María, una de las más bellas obras del renacimiento conquense.

Dicho retablo fue realizado en el taller de Martín Gómez el Viejo. En el mismo intervinieron el propio Martín junto con su hijo Gonzalo Gómez, así como otros miembros del taller. Fue realizado hacia 1556-1558. Respecto a la reja, de Hernando de Arenas sobre una muestra dibujada por Jamete, estaba terminada en 1553.

Después de más de seis meses de trabajos desde noviembre de 2020, la restauración del retablo de la Asunción, a cargo de la restauradora Mar Brox bajo la dirección de Luis Priego, concluyó y se volvió a instalar en la capilla. Dicha restauración ha sido posible gracias a los Amigos de la Catedral de Cuenca y Globalcaja.

El panteón de la capilla de la Asunción fue encargado en 1902 por doña Martina Laso y Cobo para dar sepultura a su fallecido esposo Antonio Ramón y Ortega y a su familia. Para dar mayor calidad, Martina Laso encargó al escultor Mariano Benlliure dos esculturas en mármol de carrara, que representan la Fe y la Eternidad ubicadas a ambos lados de la capilla, dejando como espacio central el retablo de la Asunción.

En el interior de la capilla, y bajo una bóveda gótica de terceletes, se encuentran el retablo, en su parte central, así como los nichos y las estatuas, situados en los laterales bajo unos arcos góticos conopiales decorados en su dintel con jarrones de flores sostenidos por ángeles.

Estas esculturas las esculpió Benlliure a tamaño natural en la ciudad de Roma, cuando era director de la Real Academia de España, para luego trasladarlas a su ubicación actual en el interior de la Catedral de Cuenca. La capilla no es diseño de Benlliure, pero éste logró armonizar las esculturas con el entorno.

 

Fotografía de Carlos Sánchez

 

Artículo relacionado en este

 

FUENTES

Con información de la Catedral de Cuenca.

GIRBÉS PÉREZ, Jorge. "Patrimonio olvidado. La escultura Funeraria de Mariano Benlliure Gil", en Actas del XX Encuentro Iberoamericano de Valorización y Gestión de Cementerios Patrimoniales. Los cementerios como recurso cultural, educativo y turístico, Universidad de Málaga, 2019, p. 10.

https://www.elarteencuenca.es/

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com