NUEVA OBRA DE JUAN VEGA

17/09/2020


 

 

Esta imagen de crucificado con la advocación de Santísimo Cristo de la Compasión es una talla en madera de cedro real que sigue las técnicas de la imaginería tradicional española. La obra ha sido realizada para ocupar el altar mayor de la capilla principal del Cementerio Municipal de la ciudad de Málaga (Parcemasa), siendo el gerente don Federico Souviron García y el capellán don Francisco Aurioles de Gorostiza.

Ha sido realizado por el escultor e imaginero malagueño a tamaño natural (190 cm), sobre una cruz arbórea de 450 x 210 cm. Posee policromía al óleo aplicada al pulimento, con moderados efectos sanguinolentos en las carnaciones, que se limitan mayormente a las cinco llagas y a las lesiones causadas por los flagelos durante los azotes y por las caídas mientras recorría el trayecto hacia el monte Calvario.

La obra muestra a Cristo vivo, dialogante en la cruz, asido a ella por tres clavos. Se recrea exactamente el momento narrado por Lucas en que Jesús, escoltado por los dos ladrones, promete la salvación eterna a San Dimas por acogerse a su divina misericordia. De alguna manera, con ello se pretende que esta imagen sirva de apoyo para todos los familiares que en momentos tan difíciles van a despedir a sus seres queridos.

El rostro es dulce y conmovedor a pesar del suplicio. Una lágrima de cristal ha sido colocada como señal de que comparte el dolor con quien busca consuelo en el trance de perder al ser querido. La composición, por su parte, presenta un realista y suave modelado, con la corona de espinas tallada en el mismo bloque craneal, los cabellos con las ondas muy marcadas y el sudario cordífero que descubre la cadera derecha.

Llama la atención la posición de sus brazos, que el autor flexiona bastante a la altura del codo. La asfixia por el propio peso del cuerpo le obliga a tomar esa postura para poder respirar y así emitir su segunda palabra en el madero: "Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso" (Lc, 23, 43). Por otro lado, el hecho de tener los pies fijados por un solo clavo, provoca que la pierna izquierda se superponga ligeramente sobre la derecha.

 

Nota de La Hornacina: acceso a la galería fotográfica de la obra a través del icono que encabeza la noticia.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com