EL ARTESONADO MUDÉJAR DE SANTO DOMINGO DE SILOS (ÚBEDA) EN PELIGRO

Juan Ángel López Barrionuevo (16/07/2021)


 

 

Úbeda, localidad de Jaén, declarada Patrimonio de la Humanidad por su urbanismo del siglo XVI, también está formada por algunos interesantes edificios medievales con elementos mudéjares en su decoración, que normalmente pasan bastante desapercibidos ante el lujo del arte renacentista andaluz del XVI. Un interesante ejemplo a mencionar de estos inmuebles es la desconocida Iglesia de Santo Domingo de Silos.

El arte mudéjar es un estilo artístico indiscutiblemente hispánico, siendo el más característico de la época medieval. Se desarrolla desde fines del siglo XII hasta el siglo XVI en los reinos cristianos de la Península Ibérica en los que se da una situación de tolerancia religiosa característica de la sociedad medieval hispana, conviviendo cristianos, judíos y musulmanes. La fusión del arte islámico con las necesidades del arte cristiano promovió en la Península Ibérica un tipo muy particular de manifestaciones artísticas que siglos después tuvieron efecto en las Islas Canarias y América.

El "Mudéjar" es un dicho utilizado para referirse a la población musulmana que permaneció en territorio cristiano tras el avance de la Reconquista conservando su religión y su rica cultura propia. "Mudéjar" procede del árabe "mudeyyen", el que ha sido autorizado para quedarse; identifica al musulmán que vive en territorio cristiano. Pero el término "arte mudéjar" ha adquirido un sentido más amplio que el arte realizado.

Este nuevo estilo será de enorme importancia para la historia del arte español. Sus manifestaciones pervivieron durante toda la Edad Moderna en España debido a su popularidad, llegando hasta la actualidad. Se trata de un fenómeno exclusivamente hispánico que tiene lugar entre los siglos XII y XVI, como mixtificación de las corrientes artísticas cristianas (románicas, góticas y renacentistas) y musulmanas de la época.

El mudéjar no es un estilo artístico unitario, sino que posee características peculiares en cada región, entre las que destacan el mudéjar toledano, leonés, aragonés y andaluz.

En el foco mudéjar andaluz se diferencian los estilos de la Baja Andalucía y de la Andalucía Penibética. En Sevilla prevalecen el ladrillo y las formas almohades, así como la construcción de capillas funerarias, iglesias, palacios y sinagogas, mientras que en Córdoba se mantiene el empleo de la piedra. Por sus características formales y por su tardía cronología, se distingue el mudéjar de la Alta Andalucía, donde perviven elementos de inspiración nazarí, aunque su desarrollo fue frenado por el auge del Renacimiento.

 

 

El patrimonio monumental de la Ciudad de Los Cerros es muy importante, pero, a veces, pasa desapercibido tanto para los propios vecinos del municipio como para los visitantes. Y uno de esos edificios, en parte desconocido para gran parte de la ciudadanía, es la Iglesia de Santo Domingo de Silos, aunque su ubicación sí resulta notoria, no su importancia.

En las entrañas de la Úbeda monumental, se sitúa el recatado barrio de Santo Domingo. Haciendo principio con la calle Luna y Sol, se alza, resistiendo el paso del tiempo, la antigua iglesia que da nombre al popular barrio. Su origen no se conoce con precisión. Se puede situar entre los siglos XIII y XIV, a juzgar por una serie de canecillos en la fachada norte que nos remiten a un primitivo origen, probablemente del XIII.

La estructura de su fábrica, sin duda alguna reedificada con posterioridad, queda concebida dentro de postulados estilísticos de carácter gótico-mudéjar, propios ya de finales del siglo XV: única nave de salón, con cabecera poligonal -o capilla mayor- destacada cubierta por bóveda de nervios rematados en florón y capillas laterales en su lado sur, entre contrafuertes. La torre se edificó en 1702. Sus portadas son renacentistas: la sur, bello ejemplar plateresco, es de los años 1520-1525, y la norte, de la primera década del XVII.

En su día, este inmueble fue sede de los niños expósitos y muchas de sus capillas pertenecieron a damas ilustres. Dejó de ser parroquia en 1842 y ahora "ha vuelto a la vida", pues, desde hace unos años, el lugar es la sede de la Unión Local de Cofradías de Semana Santa de Úbeda.

La armadura mudéjar que cubre la única nave de salón del templo de Santo Domingo de Silos es ataujerada de par y nudillo, con grandes tirantes pareados de lacería mudéjar y almizate de casetones de estilo renacentista. Es un bello artesonado mudéjar, ejemplo único conservado en la ciudad de Úbeda. Y uno de los pocos artesonados en su estilo, que aún se conserva en la provincia de Jaén.

El artesonado, debido a humedades y goteras, se encuentra en muy mal estado de conservación. Además, están apareciendo grandes grietas en los muros de los pies del templo, que sustenta el artesonado, debido a los empujes motivados por la inestabilidad del mismo.

Debido al mal estado de conservación en el que se encuentra el mismo. Hace unos años, para evitar riesgos y desprendimientos de materiales, se colocó una red bajo la estructura de madera.

 

 

Si quieren denunciar cualquier tipo de agresión al patrimonio histórico-artístico
de su ciudad, diríjanse a nuestra dirección de correo electrónico

lahornacina@lahornacina.com

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com