LA OBRA DE LUIS SALVADOR CARMONA (I)
NAZARENO - MÉRIDA

Pedro Castellanos Bote (03/03/2008)


 

Comenzamos con este escrito un especial sobre la obra de Luis Salvador Carmona,
magnífico escultor vallisoletano del siglo XVIII del que se cumple este año, según algunos
historiadores, el III Centenario de su nacimiento, si bien otros lo sitúan en 2009

 

 

La finalidad de este y los próximos artículos es dar a conocer un conjunto de obras documentadas y otras, como en el caso de esta pieza extremeña, atribuidas al escultor vallisoletano Luis Salvador Carmona.

El antiguo Hospital de Jesús Nazareno de Mérida fue fundado en el año 1724 por los Hermanos Hospitalarios de Jesús Nazareno, utilizando para su construcción materiales que pertenecieron a un templo romano sobre el que se asienta. En el año 1751 se edificó un claustro, con elementos procedentes de una antigua basílica visigoda y una mezquita árabe. Tras la Desamortización de Mendizábal, pasó a convertirse en prisión y en la actualidad es un Parador Nacional de Turismo. La imagen del Nazareno pasó a la parroquia de Santa Eulalia (patrona de la ciudad), donde se encuentra desde entonces.

Pertenece a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santísimo Cristo de los Remedios y Nuestra Señora del Mayor Dolor, fundada en el año 1928. Procesiona el Miércoles Santo.

La talla de madera policromada del Nazareno, de vestir y tamaño natural, representa a Jesús camino del Calvario, con una ligera zancada. Lleva cabellera natural y corona de espinas sobrepuesta de metal dorado. La policromía parece algo retocada, sobre todo en la cara y manos. Lleva la cruz en su hombro izquierdo, con su mano derecha coge el "patibulum" y con la izquierda el "estipes".

El Nazareno emeritense, al que yo modestamente atribuyo al escultor vallisoletano Luis Salvador Carmona, posee unos rasgos "carmonescos" inconfundibles: la forma y el color de los ojos, la nariz, la boca -entreabierta con los dientes tallados, tanto los superiores como los inferiores-, las marcadas venas en las sienes, y su barba, bífida y algo más compacta, que recuerda al San Francisco de Asís que realizó para Olite (Navarra). 

Los intentos por conseguir alguna documentación sobre la talla no han dado resultado de momento, pues tampoco la Hermandad posee datos que pudieran darnos alguna pista, aunque sólo fuera el de la fecha de ejecución, que podría ser cercana al año 1750, pues el Nazareno no se menciona en el famoso "Memorial" que Luis Salvador Carmona envió a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, solicitando ser escultor real. Dicho documento tiene fecha del 6 de abril del año 1748.

Al igual que el Nazareno de Estepa (Sevilla), atribuido recientemente, se relacionaba con la Escuela Granadina. Es evidente el parecido que tiene la talla estepeña con la emeritense, que de momento, serían las únicas que supuestamente realizara el escultor con esta iconografía; aunque también se le atribuye otro Nazareno en La Bañeza (León), de inferior calidad y cabellera tallada, relacionado también con alguno de sus discípulos.

 

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com