MES DE JUNIO 2008 - FRANCISCO BUIZA
BAUTISMO DE CRISTO - CALAÑAS (HUELVA)

Sergio Cabaco y Jesús Abades


 

 
 

 

Con motivo del XXV aniversario del fallecimiento de Francisco Buiza Fernández (1922-1983), la selección de obras cristíferas que hacemos cada mes de junio va a recoger este año parte de las tallas realizadas por el escultor e imaginero carmonense a lo largo de su rica y prolífica trayectoria artística. 

Buiza, que sólo cultivó la escultura sacra durante su extensa trayectoria, representó la máxima exacerbación de las fórmulas escultóricas del neobarroco sevillano, llevando hasta cimas difícilmente superables el angustioso dramatismo de sus obras destinadas a la piedad penitencial.

Junto a los numerosos méritos artísticos que atesoró, su mayor virtud fue la de aportar, además de un excepcional conocimiento de la técnica escultórica y de la policromía del material, un dominio absoluto a la hora de armonizar la belleza de sus creaciones pasionistas con las desgarradas tensiones emocionales que recreaban.

Nuestro repaso comienza con una de sus primeras obras, que pasa también por ser de las menos conocidas dentro de su extensa producción: el altorrelieve del Bautismo de Cristo que se halla en el sotocoro de la Parroquia de Nuestra Señora de Gracia, del municipio onubense de Calañas.

Es una pieza de tamaño menor del natural, casi inédita, cuya fecha de ejecución se desconoce con exactitud, aunque debe hallarse comprendida entre los años 1948 y 1953, periodo de tiempo en el que el maestro llevó a cabo una serie de esculturas en la parroquial de Calañas con el fin de reponer lo perdido en los destrozos de la Guerra Civil. 

Los detalles de la escena, observada por dos ángeles y coronada por querubines alados, se inspiran en el relieve montañesino de la Anunciación (Sevilla) y en el modelo vallisoletano de Gregorio Fernández. De este modo, San Juan aparece suministrando el bautismo con una concha, adelantando la pierna izquierda al tiempo que sujeta sus gruesos ropajes de piel, estando dispuesta frontalmente la figura de Cristo para recibir humildemente el sacramento.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com