NUEVAS OBRAS DE PINTURA SACRA

Con información de Sergio Cabaco y sus autores (13/04/2019)


 

     
     
 
     
     

 

Santiago Rodríguez López

El pasado Viernes de Dolores, la Cofradía de Nuestra de los Dolores de Lorquí (Murcia) estrena su nuevo estandarte procesional, una pieza realizada con bordados del siglo XIX que enmarca la representación pictórica de su imagen titular, ejecutada al óleo por Santiago Rodríguez López. De forma ovalada y con unas dimensiones máximas de 70 x 48 cm, supone una visión idealizada de la exquisita talla de la Dolorosa que se conserva en esta localidad murciana, obra de Francisco Salzillo Alcaraz. La imagen queda inserta en una composición que toma como partida el lienzo de la Dolorosa que realizase Pietro Paolo Baldini para los Servitas de San Marcello al Corso en Roma, obra que serviría como modelo para el celebrado prototipo escultórico cultivado por Salzillo; al tiempo, sirven de referencia para este trabajo las numerosas representaciones pictóricas tardobarrocas de producción local en las que las dolorosas de Salzillo se toman como referencia, como puede ser la versión de Joaquín Campos conservada en el Museo de Bellas Artes de Murcia; en todas ellas se reiteran numerosos detalles en el atavío que reflejan no sólo las modas a la hora de vestir estas imágenes en el momento de su hechura, sino distintos paralelismos con las versiones de talla completa que de esta iconografía realizase el escultor. Completan la visión una roca con atributos pasionarios, a la izquierda de la Virgen; un yermo paisaje en el que aparecen la visión figurada del Calvario, y en el horizonte, una vista idealizada de Lorquí. Esta representación se basa en distintas descripciones facilitadas por la propia cofradía, facilitándonos una idea aproximada del aspecto que pudo presentar aquella villa hacia la mitad del siglo XVIII, cuando la imagen fue entronizada en la iglesia parroquial de Santiago. Enlazando con este escenario figurado, aparece en la parte inferior un texto en el que podemos leer: "En esta villa de Lorquí lloró dos veces Ma SSma un Jueves Santo"; el llanto milagroso de una imagen de la Virgen a principios del siglo XVIII queda referenciado, entre otros, por José de Villalba y Córcoles en su obra El Pensil del Ave María, suscitando el interés de personalidades tales como el propio Obispo Belluga, quien incluso mandó enriquecer la corona de aquella imagen. El prodigioso suceso supuso un auténtico revulsivo para la devoción a los Dolores de María en aquel lugar, fenómeno que se concretaría en el encargo de la actual talla de la Virgen a Salzillo, en torno a la década de 1760.

 

 

Manuel Prados

La pintura que ilustra el cartel que anuncia la salida extraordinaria de Nuestra Señora de la Fuensanta, imagen de José Navas-Parejo venerada en Gútar (Villanueva del Arzobispo), es un óleo sobre lienzo de 50 x 73 cm. Una obra plasmada con aires costumbristas, prerrafaelitas y surrealistas en la que la imagen mariana, como figura central, se convierte en un "Manantial de fe" (título de la obra) que representa de forma gráfica el significado de tan arraigada advocación. Se enmarca en un paisaje que recuerda, con elementos puntuales, al que caracteriza la zona donde recibe culto y de paso trae a la memoria el título que ostenta como "Reina del campo y el olivar".

 

 

Adrián Riquelme

Portada del boletín cuaresmal de la Hermandad del Dulce Nombre de Sevilla, cuyo título es "50 años en San Lorenzo". Realizado en pintura acrílica e impresión en papel sobre lienzo (55 x 46 cm). El autor ha retratado al titular cristífero, obra de Antonio Castillo Lastrucci, con trazos que no esconden el gesto del pincel sobre un fondo que evoca al color de la fachada del templo, con motivo del 50º aniversario de la llegada de la corporación a San Lorenzo. En la parte inferior, silueteando la túnica, ha adherido un fotomontaje que representa la entrada del misterio en la catedral sevillana por la llamada "Puerta de Palos", dejando abierta a la interpretación del espectador si ello es una reivindicación por la libertad de las hermandades del Martes Santo de Sevilla a organizar la jornada para mayor beneficio del público que participa o es un simple recuerdo a un día histórico.

 

 

José Tomás Pérez Indiano

Cartel del llamado "pregón de los armaos" de la Hermandad de la Macarena (Sevilla). La técnica es mixta: acuarela, lápices policromos y acrílico sobre papel. Una obra que muestra a un niño recibiendo con ilusión a la centuria macarena. El cartel está lleno de simbolismo y luz a través de la mirada del niño que el Jueves Santo recibe la esperanza a través del Señor de la Sentencia. El pequeño lleva también el casco de los armaos, conformando así una estampa tierna y popular que muestra además la unión de dicha institución con el pueblo, plasmada en una estampa del Cristo que, tiernamente, le extiende la mano de un armao al pequeño.

 

 

Juan Antonio Galdón

Paño de la Santa Mujer Verónica para la Hermandad del Santísimo Cristo del Trabajo y Nuestra Señora de la Luz (Granada). Cada año el autor pinta un lienzo con destino al misterio procesional del Lunes Santo granadino que recoge un Cristo venerado en la ciudad que celebra un aniversario, bien de la propia hechura en sí, bien de la hermandad a la que pertenece. Este año 2019 ha correspondido a Jesús de la Sentencia, magnífica obra barroca de José de Mora que sale el Domingo de Ramos, cuya hermandad ha cumplido 75 años de su fundación. Este es el quinto año que se hace el paño (comenzó en 2015 con el Cristo del Consuelo, al que siguieron el Cristo de la Lanzada en 2016, Jesús de la Amargura en 2017 y el Señor del Rescate en 2018). La pintura es en acrílico sobre sarga y se lleva a cabo siempre desde una visión clásica y realista.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com