NUEVAS OBRAS DE JOAQUÍN MAYANS

Con información de Antonio Bernabeu Quirante (26/07/2017)


 

Galería de Fotos

 

Niño Jesús Eucarístico

Trabajo para la Cofradía del Santísimo Sacramento de Redován, presentado y estrenado recientemente en uno de los altares que se levantan para la procesión del Corpus Christi de esta localidad alicantina. Representa a un Niño Jesús de vestir tallado en madera de tilo, mide 85 cm de altura, y porta en sus manos un manojo de espigas y unos racimos de uvas, simbolizando así las especies del pan y el vino que van a ser consagradas. Esta representación del Divino Infante, dotada de dulces y delicadas facciones, forma parte de la iconografía que se encuentra dentro de una amplia tipología que va desde los siglos XVII y XVII hasta nuestros días, en donde se muestra el nacimiento del Niño Dios hasta su pubertad, de tal manera que todas las escenas de los evangelios, canónicos o apócrifos, pueden ser reconstruidas y simbolizadas en cada una de las obras representadas de la niñez hasta la adolescencia de Jesús.

 

Ángel con Santo Sudario

Esta obra ha sido encargada para la colección privada de la familia Cayuelas-Espinosa, de Orihuela (Alicante); en concreto con destino actual en la capilla privada que esta familia posee en la playa de Puntaprima, para pasar después de la época estival a su residencia habitual en Orihuela. La Santa Faz, tan venerada en tierras alicantinas, queda representada en el paño que, con inefable sutilidad, porta el ángel en sus manos. Joaquín Mayans nos presenta una obra llena de belleza, dulzura y extremadamente delicada, donde la contención, rasgo fundamental en sus obras, queda una vez más patente. La representación angelical en la escultura religiosa ha contado siempre con fieles devotos en todos los estratos sociales, desde la élite religiosa y política hasta el pueblo llano, en toda su riqueza y diversidad. Sus representaciones no se encuentran solo en las composiciones clásicas, como acompañantes de los episodios y personajes bíblicos.

 

San Vicente Ferrer Niño

La última de las tres obras infantiles de Mayans que les presentamos ha sido realizada para el templo parroquial de San Vicente Ferrer del municipio alicantino de San Vicente del Raspeig. Con motivo de la conmemoración del nacimiento del santo el pasado 23 de enero, la parroquia ha querido, de ahora en adelante, celebrar la fiesta del dominico valenciano, muy venerado también en la zona de Levante. Para ello se ha encargado al escultor esta imagen pensada para una fiesta de los niños de la localidad, conocida como la "Festa dels xiquets".

 

 
     
     

San Sebastián (Alicante, 2014)

 

Virgen del Carmen (Callosa, 2016)

     
     
 
     
     

Inmaculada (Callosa, 2015)

 

Virgen del Consuelo (Callosa, 2016)

     
     
Joaquín Mayans Ruiz, escultor e imaginero, es uno de los exponentes que existen en la imaginería procesional alicantina. Inicia su trabajo como imaginero desde muy joven -en la actualidad cuenta con 48 años de edad- labrando una Santa Cecilia para la Unión Musical de Redován (Alicante), su localidad natal, con la que da claras muestras de habilidad y aptitudes, por lo que, animado por familiares y amigos, se matricula en la Escuela de Artes y Oficios de Orihuela, donde perfecciona el modelado y la talla. En este periodo de formación surgen sus primeros encargos para cofradías de Redován, coincidiendo con momentos de auge para las mismas. Poco a poco, la creación de pasos e imágenes para su pueblo le va sirviendo de escaparate, y su arte sale a las diferentes poblaciones de la provincia. Mientras su taller va recibiendo nuevos encargos, decide matricularse en la Facultad de Bellas Artes de Altea, dependiente de la Universidad Miguel Hernández de Elche, donde se gradúa en la especialidad de Dibujo y Conservación. En su faceta de restaurador, da muestras también de una gran profesionalidad, colaborando con el taller de restauración del Museo Diocesano de Arte Sacro de Orihuela. Durante los años 2006 y 2007, hace una pausa en su carrera como escultor y decide ingresar en el Seminario Diocesano de Orihuela para iniciar los estudios eclesiásticos, pero allí no se verá libre de su actividad como artista, la cual combina con los estudios. En 2008 deja el seminario y reinicia su trabajo en el taller. La obra de Mayans sigue los cánones y formas estéticas levantinas, y aunque sus primeras obras están influenciadas por los cánones salzillezcos de la imaginería procesional de la vecina Murcia, la cual admira y visita con frecuencia, poco a poco se ha ido abriendo a unas formas menos encorsetadas y a ciertos cambios a la hora de trabajar, acudiendo a diversas fuentes a la hora de inspirarse y enriquecerse personal y artísticamente. Para Mayans la escultura religiosa debe transmitir algo sublime y trascendente. En la actualidad, reside con su familia en Callosa de Segura, aunque sigue manteniendo su taller en la cercana localidad de Redován, en el cual realiza su actividad escultórica y en el que verán los próximos meses proyectos como una Piedad para Puerto Sagunto (Valencia), un Ecce-Homo para Callosa de Segura (Alicante), una Inmaculada Concepción para la Parroquia del Salvador de Alicante y un San Miguel Arcángel para Corbera (Valencia), entre otros trabajos que combinara con la faceta de restaurador, que también realiza en su taller y que ocupan su creación artística.

 

Nota de La Hornacina: acceso a la galería fotográfica de las tallas infantiles a través del icono que encabeza la noticia.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com