SUBASTAS SEGRE. SUBASTA DE OCTUBRE

13/10/2019


 

La próxima subasta de la casa (Segre 18, Madrid) se celebrará en tres sesiones, todas ellas a partir de las 18:00 horas: la primera tendrá lugar el martes 22 de octubre a las 18:00 horas y comprenderá las piezas de pintura y escultura, la segunda se celebrará el miércoles 23 de octubre y se ocupará de las artes decorativas, por último la tercera estará dedicada a la joyería. Las piezas a subasta se expondrán hasta el 21 de octubre. El horario comercial es el siguiente: lunes a viernes, de 10:00 a 19:00 horas; sábados, de 10:00 a 20:00 horas (los dos sábados anteriores a subasta), y de 10:00 a 14:00 horas el sábado posterior a subasta.

 

 

Pedro Delgado

Este "San Miguel arcángel venciendo al demonio" (1510) es la única obra autógrafa conocida del pintor toledano Pedro Delgado. La obra de Pedro Delgado, hasta hoy ignorada, necesita una urgente revisión que ayude a definir con criterios formales su personalidad artística. Una tarea complicada, debido a la ausencia de otras obras firmadas y la inaccesibilidad al mundo académico de este óleo sobre tabla (77 x 59 cm) que ha permanecido oculto al público desde que Lafuente Ferrari lo diera a conocer en 1936-1940. Nos encontramos ante una obra única en el panorama de la pintura española del siglo XVI, de innegable calidad y virtuosismo técnico, cuya reaparición en el mercado del arte supone un importante hallazgo tanto para la historiografía del arte como para el coleccionismo de nuestro país. Posee un interés por elementos formales procedentes del Renacimiento italiano, como el nicho con casetones que puede relacionarse con estampas de la época.

 

 

Juan Riera y Antonio Coll i Pi

Interesante retablo neogótico de 1901 en madera de nogal, compuesto por dos cuerpos independientes. El cuerpo superior (266 x 196 cm), con tres calles cubiertas de pan de oro y coronadas por tracerías y arcos ojivales góticos, muestra en los laterales a San Jorge y a San Patricio -tablas firmadas y fechadas "A. Coll 901"-, mientras que la calle central alberga una escultura exenta de la Virgen del Carmen con el Niño, en madera policromada con desperfectos. El cuerpo inferior (126 x 119 x 223 cm) va flanqueado por columnas doradas y friso de hojas de cardo que lo cruza de parte a parte, figurando el escudo carmelita en su centro. Incluye seis candeleros de bronce altos y dos más bajos realizados a juego, así como un crucifijo también de bronce dorado con la misma base a base de cuadrifolios que los candeleros. De Juan Riera encontramos una mención en la revista "El Arte Decorativo", dedicada a la Exposición de Industrias Artísticas de 1896 donde se publican obras suyas y de otros mueblistas de Barcelona. Antonio Coll i Pi estudió en la Academia de Bellas Artes de Barcelona, donde fue alumno de Agapito Vallmitjana. Coll cultivó varios campos como la ilustración, el retrato y a pinturas interiores para grandes mansiones, y acabó sus días en Santiago de Chile donde trabajó como profesor en la recién creada Escuela de Artes decorativas y realizó varios monumentos destinados al urbanismo de la ciudad.

 

 

Ramón de Oscáriz

Gracias a los estudios de Navascués y García Gainza sabemos que Ramón de Oscáriz fue el miembro más destacado de una familia de pintores afincados en Pamplona, que mantienen la continuidad de su taller familiar durante casi tres cuartos de siglo. Ramón fue pintor, dorador y estofador, y su estilo pictórico se desenvuelve bajo una doble influencia, flamenca e italiana, si bien la primera predomina sobre la segunda. Esta pieza, titulada "Jesús sana a un endemoniado", es un óleo sobre tabla (95,5 x 78 cm) que debió formar parte de uno de los retablos que, por su estilo y localización, le pertenecen.

 

 

Antiguo Egipto

Máscara egipcia realizada en cartonaje policromado. Pertenece al periodo ptolemáico (325 a.C. - 30 d.C.), a principios de la época romana. Desde antiguo, los egipcios tras momificar al difunto le colocaban una máscara funeraria, cuya riqueza dependía de su status del difunto. La técnica que se utilizaba para elaborar las máscaras ptolemáicas es el cartonaje, consistente en capas de madera, lino, fibras y un yeso a base de cal. Los rasgos del difunto aparecen idealizados y la piel se suele colorear con pan de oro, imitando así la piel de los dioses. La función de las máscaras era conectar el espíritu del muerto con el otro mundo. Esta en cuestión mide 42 cm de altura y cuenta con el certificado de la Galería Elisenda Barbie.

 

 

Escuela de Quito

Grupo de la escuela quiteña del siglo XVIII en madera tallada, policromada, estofada y dorada, con ojos de pasta vítrea. La rigidez del cuerpo de Cristo, que muestra todas las huellas de la pasión y se dispone totalmente perpendicular a su madre, se suaviza por el movimiento ondulante de la toca y el manto de la Virgen, así como al gesto de su mano derecha levantada, mientras con la izquierda, a la que falta un dedo, intenta sujetar del brazo al hijo muerto. Esta iconografía de la Piedad no aparece en los Evangelios, teniendo su origen en la literatura mística bajomedieval y adaptando la iconografía ya existente de la Madonna con el Niño a la de la Madre con el cuerpo inerte de su hijo. El tema se empieza a tratar en los conventos femeninos alemanes durante los siglos XIII y XIV y de ahí se difunde a través de las muy populares cofradías de Nuestra Señora de la Piedad a Francia durante todo el siglo XV. Mide 38 x 22 x 23 cm.

 

 

 

Escuela Hispano-Filipina

Entre otras, se presentan dos piezas de gran interés: una "Virgen de Guadalupe" (siglo XIX) tallada en marfil con toques de policromía y dorado, adornada con rayos en metal plateado y apoyada sobre peana de metal plateado con decoración cincelada de hojas y querubines, y un "Cristo crucificado" (primera mitad del siglo XVIII) en marfil tallado, montado en metacrilato, con un bello y delicado rostro y tratamiento anatómico suave del cuerpo ya relajado. En el caso de la Virgen, estas piezas de marfil solían ser talladas por los "shangleyes", los artesanos chinos en Manila, quienes unieron las iconografías católicas demandadas en México, a donde llegaban mediante el galeón de Manila, con la estética oriental, uniendo así los dos mundos.

 

 

Pablo Legot

Se atribuye a Pablo Legot (Luxemburgo 1598 - Cádiz 1671), pintor, policromador y bordador de la escuela sevillana del barroco, este cuadro mitológico sobre la leyenda de "Hércules y el león de Nemea", uno de los doce trabajos encomendados al héroe para purgar los crímenes que cometió contra su familia. En primer plano aparece Hércules ya triunfante sobre el cadáver del león, mientras que a la derecha se representa una escena de la lucha que mantuvieron cuerpo a cuerpo. Fue pintado al óleo sobre lienzo (151 x 131 cm).

 

 

Venancio Vallmitjana

Busto en terracota parcialmente policromada que representa a una "Maja", firmado por el autor y con piquete en la base. Mide 62 cm de altura. Venancio Vallmitjana, miembro de una destacada saga de escultores catalanes, se formó, al igual que su hermano Agapito, con el artista neoclásico Damià Campeny, convirtiéndose en uno de los mejores y más activos artistas en la Cataluña de su tiempo. Agapito y Venancio poseen un estilo escultórico muy parecido, basado en la tradición realista del barroco.

 

 

Ignacio de Ries

Este óleo sobre lienzo de la "Inmaculada Concepción" (166 x 109 cm) es una obra inédita de este pintor sevillano de origen flamenco, formado en el taller extremeño de Francisco de Zurbarán. Su datación puede situarse en época tardía, después de la realización de las pinturas de la capilla de la Concepción de la catedral de Segovia. La autoría de esta obra, fechada en torno a 1650, ha sido confirmada por el investigador Benito Navarrete Prieto, de quien procede la información que les ofrecemos.

 

 

Joan Bru i Plancha

Bellísimo retablo cerámico de la "Santísima Trinidad", compuesto por un panel de veinte azulejos de cerámica esmaltada. Mide 95 x 55,5 cm. Muestra una leyenda que dice: "Santo Dios, santo Fuerte, Santo Ynmortal, Libranos de Todomal. Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los exercitos. Llenos están los Cielos y la Tierra de tu Gloria, Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espiritu Santo". Firmado y fechado en 1809. Bru i Plancha fue uno de los artistas de la Academia de San Carlos en Valencia que dieron gran relevancia a la cerámica valenciana a través de multitud de diseños para la Real Fábrica de Azulejos en Valencia, fundada en 1795.

 

 

Vicente Requena el Joven

Esta "Lamentación ante Cristo muerto" (óleo sobre tabla, 50,5 x 184 cm), catalogada por José Gómez Frechina, procede de una colección particular de Alicante. Hasta 1936 se sabe que recibía culto en el oratorio del antiguo Castillo de Montemor, en la localidad alicantina de Algorfa. De su autor (Valencia 1556 - hacia 1606) sabemos que fue hijo y colaborador de Vicente Requena el Viejo, uno de los pintores valencianos más importantes del renacimiento. El estilo de Requena el Joven, del que se conservan pocas obras perfectamente documentadas y datadas, se halla influenciado, según Borja Franco Llopis, por el de su padre, por la pintura de Luca Cambiaso y el círculo escurialense, y más adelante por el quehacer de Francisco de Ribalta.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com