ALCALÁ SUBASTAS. SUBASTA DE MARZO

11/03/2019


 

Los días 27 y 28 de marzo se celebrará en Madrid la próxima subasta de la casa Alcalá Subastas (Núñez de Balboa 9, Madrid) con espléndidas obras de pintura y escultura, así como muebles, artes decorativas, libros, manuscritos, joyas, monedas y relojes. Las obras pictóricas comprenden pintura antigua, siglo XIX, cambio de siglo y arte contemporáneo. La primera sesión tendrá lugar el día 27 a las 18:00 horas (joyas, monedas y relojes) y a las 19:00 horas (arte moderno y contemporáneo, libros y manuscritos, artes decorativas y muebles). El mismo horario para la segunda sesión el día 28: 18:00 horas (joyas, monedas y relojes) y 19:00 horas (pintura antigua, siglo XIX y cambio de siglo, y artes decorativas y muebles. La exposición de obras tendrá lugar en la sede de Alcalá Subastas (Núñez de Balboa 9, Madrid) del 15 al 26 de marzo de 2019, dentro del siguiente horario: lunes a viernes, de 10:30 a 14:00 y de 16:30 a 20:00 horas; sábados 16 y 23 de marzo, de 10:30 a 14:30 horas.

 

 

Alonso Cano

Este lienzo inédito de Alonso Cano (109 x 69 cm), procedente de una importante colección granadina, debe enmarcarse en la última etapa del pintor en su ciudad de Granada. Palomino nos dice, que hizo cuadros de devoción para diferentes comitentes particulares. El dramatismo de la escena de "Cristo muerto sostenido por ángeles", lo suaviza con la ternura del rostro de las figuras angélicas, un delicado perizoma y un bello paisaje, en el que Cano representó el convento de San Jerónimo con la torre que existió en el siglo XVII y que fue derribada a comienzos del siglo XVIII. Quizás el hecho de representar este convento, en vez de la catedral, para referirse a su ciudad, puede relacionarse con el comitente. Bellamente firmado con su monograma.

 

 

Juan de Mesa

Busto de Niño Jesús (18 cm de altura) que muestra la cabeza abultada de modelado pronunciado, con carrillos mofletudos y frente despejada, ojos almendrados y cejas alargadas. Se trata probablemente del fragmento conservado de uno de los vaciados en peltre policromado que, desde la ingente demanda originada a raíz del Niño del Sagrario labrado por Martínez Montañés -maestro de Mesa-, los talleres de ambos artistas producían abundantemente para satisfacer los encargos, en la mayoría de los casos realizados por oficiales. Lleva como soporte una base de madera estucada y dorada. Destaca el tratamiento curvilíneo de los rizos como si fueran guedejas que se elevan en un mechón central abultado acentuando el óvalo de la cara y cayendo en espesas patillas, herencia de Montañés. Próximos a este modelo se encuentran otros como el Niño Jesús de plomo del convento de las Vistillas de Granada, el Niño Jesús atribuido a Juan de Mesa de la parroquia de San Ildefonso y Santiago de Sevilla, o el Niño Jesús del Museo de Bellas Artes de Córdoba.

 

 

Frans Snyders

La escena, titulada "Perro con presa", se desarrolla en el interior de una cocina en la que un perro de gran tamaño vuelca una cesta que contiene un cordero muerto y verduras, ante la sorpresa de un mono, que se asoma detrás del frailero. En el margen izquierdo de la obra otros dos perros intentan disputarle la presa. Al fondo figura un plato de ostras. Este óleo sobre lienzo (118 x 173 cm), conservado en una colección privada de Madrid, ha sido mencionado por Matías Díaz Padrón en sus catálogos de pintura flamenca del siglo XVII. Se conocen otras dos réplicas de esta misma composición: una conservada en el Museo del Prado procedente del Palacio del Buen Retiro y otra conservada en la Colección Heuvel de Bruselas.

 

 

Jusepe Leonardo

Jusepe Leonardo (Calatayud, Zaragoza, 1601 - Zaragoza, 1652) llega a Madrid con apenas quince años de edad. Fue discípulo de Pedro de las Cuevas y de Eugenio Cajés, gracias al cual participa, junto a otros grandes maestros como Velázquez, Zurbarán, Carducho y Pereda, en la decoración del palacio del Buen Retiro. Su buena estima dentro de la Corte le lleva a decorar el Salón de los Reinos con dos importantes cuadros de batallas, así como a pintar un tercero incluido en la serie de los reyes godos. A pesar de ello, no conseguiría ser pintor del rey, denegándosele su petición a la plaza en 1638. Siguió trabajando en Madrid hasta 1648 por una enfermedad mental, que le obliga a internar en el Hospital de Zaragoza, donde muere cuatro años más tarde. No existe mucha obra de este artista; además de las citadas, pintó diversas vistas de los reales sitios con destino a la Torre de la Parada, participó en la serie de los reyes astur-leoneses del Salón Dorado del Alcázar de Madrid fechada en 1639 y cultivó la temática religiosa con obras como "San Sebastián" o "Martirio de San Lorenzo". Con ésta última se relaciona la obra de la presente subasta, un estudio previo al resultado final donde Leonardo se centra en la figura de San Lorenzo como figura principal de la escena. Dotado de sensibilidad, este óleo sobre lienzo (86,8 x 111,3 cm) nos muestra un bello desnudo constituido por finísimas capas de color y una composición llena de luces y sombras. El escorzo y la cara inacabada de los personajes nos recuerdan a los maestros italianos, Tiziano y Ribera que ya están presentes en el Madrid de la época.

 

 

Vincenzo Campi

Obra que lleva por título "Grupo de campesinos y campesina comiendo requesón en torno a una mesa", citada en el inventario de 1666 del Alcázar de Madrid. En 1794, todavía se conservaba en la Colección Real, ya que figura en el inventario del Palacio de El Pardo. Se conserva otra versión, sin la mosca en el requesón, en el Museo de Salamanca y una réplica de igual composición el Museo de Lyon. Ésta en cuestión es un óleo sobre lienzo de 75 x 92 cm. Su autor (Cremona, 1536-1591) está considerado como un precursor de Caravaggio.

 

 

Joaquín Sorolla

Pintada en Valencia utilizando una caja fina de puros, esta obra de Sorolla, titulada "Naranjos de Valencia", nos presenta uno de sus muchos estudios al aire libre que realizó en pequeño formato, lo que el pintor llamaba apuntes, manchas o notas de color. Durante toda su carrera nos ha dejado cerca de 2.000 pequeños testimonios de su percepción de lo natural, la luz y el color. El presente apunte, de 14,1 x 24,1 cm, representa su gusto por la naturaleza mediante pinceladas rápidas y cortas, llenas de color y movimiento. Nos llena la vista con la vegetación propia de su ciudad natal y encontramos uno de los símbolos más emblemáticos para Sorolla y que estará presente en muchas de sus composiciones, los naranjos. En el Museo Sorolla se conserva otra nota de color, "Paisaje de Valencia con naranjos", de menor tamaño que el presente, fechado en 1889. La bisnieta del pintor, Blanca Pons Sorolla, ha ayudado en la catalogación de esta obra.

 

 

Escuela hispano-filipina

Llamada "Sagrada Familia" y "Sagrada Familia de Viaje", este grupo del XVII toma como eje central la figura del Niño que extiende sus brazos hacia las manos de sus santos padres, que, debido a la curvatura del colmillo de marfil, forman un arco que otorga a las figuras una postura de reverencia hacia su hijo. Su representación responde a lo que en la Contrarreforma se llamó Trinidad Terrestre, de gran difusión en esa época a través de los grabados. El gran interés de esta pieza radica precisamente en su iconografía, siendo escasas las composiciones en grupo en el arte hispano-filipino. Este extraordinario ejemplar, policromado y dorado, tiene un gran parecido con la Sagrada Familia de la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista en Maello (Ávila), el grupo escultórico que se conserva en la Parroquia de San Francisco Javier del Nuevo Baztán, y la Sagrada Familia del museo de Arocena de México. La Virgen mide 40 cm de altura, San José 41 cm y el Niño 21 cm.

 

 

Dinastía Qing

Vajilla realizada para Judas Tadeo Fernández-Miranda Villacís decorada con su blasón de conde de las Amayuelas, nombrado caballero del Toisón de Oro, de ahí que el collar que simboliza la orden circunde el conjunto, así como la gran Cruz de Carlos III, que igualmente le fue concedida, y dos llaves cruzadas timbradas con corona real, que corresponden a su cargo de gentilhombre de cámara del rey. Don Judas Tadeo fue el primer marido de la baronesa de Eroles, de quien recibió la vajilla su nieto Joaquín Ibáñez-Cuevas y Montserrat, barón de Eroles de 1902 a 1941, que a su vez la regaló a Emilia Fontanals, Marquesa de Benicarló. Vajilla de 129 piezas en porcelana del estilo "Familia Rosa", un trabajo chino para la exportación por la Compañía de Indias perteneciente a la dinastía Qing del periodo Qianlong (finales del siglo XVIII).

 

 

Pseudo Caroselli

Pintor autodidacta y seguidor de Caravaggio, documentado en Florencia (1605) y Nápoles (1618). Se le relaciona en 1637 con el pintor flamenco Baldassare Lauri (Lawers), padre de Francesco y Filippo Lauri, alumnos y colaboradores de Caroselli (Roma, 1585- 1652). Fue reconocido en su tiempo, estuvo en la Accademia di San Luca de 1608- 1636 como copista y restaurador. En 1615 y 1618, colaboró con Giovanni Francesco Guerrieri en la decoración del Palazzo Borghesse en Campomarzio. La obra que presentamos, de pequeño formato (óleo sobre lienzo. 67 x 51 cm), pudo ser un encargo privado. Sobre fondo neutro destaca la figura de una joven muchacha, de amplio escote y tocado ricamente enriquecido con un medallón. Son habituales en sus composiciones las figuras de damas de cargada sensualidad. En ella, queda patente la influencia de Caravaggio, en ese claroscuro tan contrastado. Se puede comparar con la "Alegoría del Amor", conservada en la Galería Otto Nauman de Nueva York, siendo el turbante y vestido prácticamente idénticos, así como el escorzo de la mano izquierda.

 

 

Gabriel Morcillo

Gabriel Morcillo Raya (Granada, 1887-1973) comienza sus estudios de pintura con su tía Paquita Raya. En 1907 viaja a Madrid y continúa su formación con Cecilio Plá, quien le profesaría gran admiración. En contra de las corrientes pictóricas de su momento, Morcillo decidió apostar por una pintura más concreta llena de detalles, movimiento y color. En los años 20 se encuentra en Granada. A través de la música rusa de Rimsky-Korsakov y Borodin, entre otros, entra de lleno en el gusto por lo oriental y comienza a crear sus composiciones "de moros" como eran conocidas por aquel entonces. La obra que nos ocupa, "Joven moro con vasija" (óleo sobre lienzo, 84,5 x 71 cm), es un claro ejemplo de este momento tan representativo en la obra del pintor y donde encontramos todas sus inquietudes del momento. Su gusto por reflejar personajes expresivos, queda reflejado en la sonrisa del joven que nos llama la atención y nos hace cómplice. Vestido con una túnica verde y con un turbante a juego, Morcillo nos muestra su gusto por el tratamiento de las telas y su obsesión por inundar de colores vivos sus composiciones. También su gusto por reflejar objetos metálicos se hace presente en la vasija que porta y en los aros que adornan el bello rostro del joven. Sin duda nuestra obra es muy representativa de esos años y además nos incluye una vista de Granada a modo de escenario jugando con nuestros puntos de vista y dotando a la composición de perspectiva. El lienzo presenta en el reverso otra obra, "Joven pastor" (imagen inferior), más abocetada, más suelta, un Morcillo más espontáneo que hace que esta obra en su conjunto sea muy especial.

 

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com