EL NACIMIENTO DEL ARTISTA RAMÓN CUENCA SANTO EN LA IGLESIA DE JESÚS (MURCIA)

10/12/2021


 

 
 
Foto: Joaquín Zamora ( Cofradía de Jesús)

 

Realizado en el año 2014 por el escultor e imaginero alicantino para su colección particular, este Nacimiento había permanecido inédito hasta ahora. Como les informamos el pasado 3 de diciembre, se exhibe desde hoy en la Iglesia de Jesús, sede de la Real y Muy Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Murcia, como parte de su programa navideño de actividades comisariado por José Alberto Fernández Sánchez.

 

 
 
Foto: Joaquín Zamora ( Cofradía de Jesús)

 

El grupo escultórico, formado exclusivamente por las figuras del Niño Jesús, la Virgen María y San José, permanecerá en la Iglesia de Jesús (Plaza de San Agustín, 3) en horario de culto hasta el 2 de febrero de 2022, coincidiendo con la popular festividad de la Candelaria en Murcia. Ha quedado ubicado en un altar decimonónico con hornacina acristalada que forma parte también de la colección de su autor.

Las tres esculturas de este Nacimiento fueron modeladas por Cuenca Santo en terracota policromada, teniendo María y José cuerpos de madera al ser obras concebidas para ser vestidas con telas naturales. Respecto a sus dimensiones, las imágenes adultas vienen a medir unos 110 cm de altura. En las labores de policromía del conjunto intervino el restaurador, pintor y escultor murciano Santiago Rodríguez López.

 

 
     
     
Foto: Joaquín Zamora ( Cofradía de Jesús)

 

La escenografía con ricos atuendos y decoración es propia del Levante, y muestra al Niño Jesús sobre pañales, desnudo, tomando ya una impronta deífica al bendecir a los fieles con la diestra. Por las carnes y los cabellos del pequeño Jesús parece irradiar una luz ultraterrena, hecho subrayado por los divinos rayos que surgen del centro de la composición, que simula un dosel celestial abierto por querubines alados.

La Virgen y San José reflejan a un mismo tiempo su naturaleza humana y el carácter sobrenatural del suceso. Ella, coronada y sedente, contempla la resplandenciente majestad de su hijo; al igual que el santo, que figura de pie, tocado con nimbo y portando el atributo de la vara con flores, preocupado por garantizar un ambiente agradable a su familia como recogen las "Meditaciones" del Pseudo Buenaventura (finales del siglo XIII).

 

 
 

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com