NUEVA OBRA DE MANUEL MARTÍN BOILLO

25/03/2018


 

Galería de Fotos

 

Crucificado con la advocación del Perdón, realizado en madera por el artista cordobés a un tamaño inferior del natural (mide 90 cm de altura) mediante la técnica de la talla directa. Policromado al óleo, se halla fijado por cuatro clavos a un sobrio madero de sección rectangular, rematado en su parte superior por una tablilla en la que figura la leyenda "Jesús nazareno, rey de los judíos", escrita en hebreo, griego y latín.

Se representa a Jesús vivo y dialogante en la cruz, seguramente para pronunciar la primera de las llamadas "Siete Palabras" recogidas por los evangelistas en sus escritos: "Cuando llegaron al lugar llamado "La Calavera", crucificaron allí a Jesús y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Y Jesús decía, Padre perdónalos porque no saben lo que hacen" (Lc 23, 33-34).

Está inspirado en las magistrales pinturas de Zurbarán, de ahí el supedáneo sobre el que apoya los pies, los brazos muy paralelos al travesaño, y la limpia policromía, moderando las heridas y las filas de sangre. Las diferencias respecto a sus modelos se encuentran en el expresivo rostro, los clavos en las muñecas, la mayor sequedad del torso, marcando notablemente las costillas, y el color oscuro del paño de pureza.

 

Nota de La Hornacina: acceso a la galería fotográfica de la obra a través del icono que encabeza la noticia.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com