NUEVAS OBRAS DE RAÚL BERZOSA

01/01/2018


 

Galería de Fotos

 

San Isaac Jogues, San Pablo Miki y Beato Miguel Pro

Pinturas pertenecientes al proyecto el Jesuit High School de Tampa (Florida, USA). San Isaac Jogues, canonizado en 1930, fue un misionero jesuita francés. Desde 1636 predicó el evangelio en Canadá. En 1642 fue apresado y torturado por iroqueses, sufriendo un martirio no consumado; algunos de sus dedos fueron comidos o quemados impidiéndole celebrar misa. A punto de ser quemado, fue liberado por calvinistas holandeses, consiguiendo regresar a Francia. En 1644 volvió a Canadá, donde fue martirizado nuevamente y decapitado, en esta ocasión por los mohawk, quienes al considerarlo un hechicero, lo culparon de una enfermedad que hacía estragos en la tribu y de una plaga que asolaba las cosechas. Respecto a San Pablo Miki, fue el primer mártir jesuita japonés. Formaba parte de un grupo de 25 cristianos a los que les cortaron la oreja izquierda, y así ensangrentados fueron llevados en pleno invierno a pie, de pueblo en pueblo, durante un mes, para atemorizar a todos los que quisieran convertirse al cristianismo. Al llegar a Nagasaki los crucificaron. Por último, el padre jesuita Miguel Agustín Pro, fusilado en 1927, se muestra en el momento previo a su martirio, cuando con los brazos abiertos aclama a Cristo Rey. Las tres pinturas, realizadas al óleo sobre lienzo (134 x 226 cm), buscan la dualidad de lo terrenal y de lo celestial, que se abre para recibir a los nuevos mártires.

 

Sagrada Familia

Óleo sobre lienzo (89 x 146 cm) pintado para una colección particular de Guatemala. La Sagrada familia ocupa la parta baja del lienzo. La Virgen toma la mano del Niño, al que mira, al igual que San José, con arrobo. El Niño en cambio observa al espectador. En la parte superior Dios Padre, rodeado por cabezas de querubines, derrama su bendición sobre los personajes enviando al Espíritu Santo. La Sagrada Familia tiene tonos más fuertes y contrastados, mientras que la Santísima Trinidad posee colores más dorados y luminosos, Jesús participa de las dos Trinidades, invitando al espectador a acercarse al cuadro con su mirada y su mano.

 

Miscelánea

En esta misma página les presentamos otras obras del autor: el Cartel de Santa María de la Victoria (óleo sobre lienzo, 81 x 146 cm), venerada imagen de la cual se conmemoran los 150 años de su patronazgo sobre Málaga y los 75 años de su coronación canónica; otro óleo sobre lienzo (38 x 55 cm) que retrata fielmente a la Virgen de la Esperanza Macarena, para una colección particular; la obra titulada Populorum Progressio (óleo sobre lienzo, 73 x 92 cm) que conmemora en este caso los cincuenta años de la encíclica homónima, promulgada por el papa Pablo VI, y dos retratos del pontífice Juan Pablo II, uno de 89 x 30 cm para el Santuario de la Vera Cruz en Urda (Toledo) y otro para el aula magna del Pontificio Colegio Urbano en Roma (97 x 130 cm).

 

Nota de La Hornacina: acceso a la galería fotográfica a través del icono que encabeza la noticia.

 

 
 
 
 
 
 

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com