LA LUZ NEGRA

20/05/2018


 

 

La exposición La luz negra. Tradiciones secretas en el arte desde los años cincuenta (La llum negra. Tradicions secretes en l'art des dels anys cinquanta) trata sobre la influencia que las distintas tradiciones secretas han ejercido en el arte contemporáneo desde los años 50 del pasado siglo XX hasta la actualidad. Presenta unas 350 obras de artistas tan dispares como Antoni Tàpies, Agnes Martin, Henri Michaux, Joseph Beuys, Ulla von Brandenburg, William S. Burroughs, Joan Jonas, Jordan Belson, Goshka Macuga, Kenneth Anger, Rudolf Steiner, Alejandro Jodorowsky, Francesco Clemente y Zush.

La muestra reúne, de forma más o menos cronológica, pinturas, dibujos, audiovisuales, esculturas, fotografías, instalaciones, libros, música, grabados y documentos de artistas en gran parte de Norteamérica, país donde históricamente las tradiciones secretas han gozado de mayor aceptación. Hay obras de creadores que ya son considerados fundamentales en la historia del arte, como Antoni Tàpies, Barnett Newman y Agnes Martin, junto a las de figuras menos conocidas del underground contracultural de los años 60 y 70. La exposición también presenta a artistas jóvenes, puesto que se quiere dar cuenta de un nuevo interés por estas tradiciones.

La obra de todos los artistas seleccionados demuestra la relevancia y continuidad de todas estas corrientes habitualmente ignoradas, y en muchos casos se entiende el arte como una vía posible hacia un nivel cognitivo superior, como un instrumento de conexión con la realidad más profunda, o como una forma de conocimiento en sí mismo. Estas ideas son contrarias, por ejemplo, a un entendimiento puramente formalista de la abstracción. Puntualmente, la exposición explora también la influencia de ideas esotéricas en ámbitos de la cultura popular, como el cómic, el jazz, el cine y el rock alternativo.

Las tradiciones esotéricas se pueden rastrear hasta los orígenes mismos de la civilización, habiendo servido en diferentes momentos para estructurar ideas filosóficas, lingüísticas, científicas o espirituales. A pesar de la importancia que tuvieron esas ideas para el desarrollo del arte del siglo XX, han sido normalmente ignoradas o menospreciadas en nuestra época debido a la influencia dominante de los pensamientos racionalistas, así como por la dificultad de hablar de estas cuestiones con un lenguaje claro y directo.

En los últimos años, sin embargo, muchos artistas han vuelto a interesarse por asuntos tan diversos como la alquimia, las sociedades secretas, la teosofía y la antroposofía, las corrientes esotéricas de las grandes religiones, las filosofías orientales, la magia, la psicodelia y la ingesta de drogas, los símbolos y los mitos universales, la llamada cuarta vía del místico armenio Georges Gurdjieff... generando un renovado interés por estas cuestiones que no existía desde la Contracultura de los años 60 y 70.

Según el escritor Enrique Juncosa, comisario de La luz negra. Tradiciones secretas en el arte desde los años cincuenta, este interés tal vez se deba a que volvemos a vivir en un mundo inquieto e insatisfecho, preocupado por cuestiones como las nuevas guerras coloniales, el terrorismo fundamentalista, la gravísima crisis ecológica o los populismos nacionalistas, tal y como en los 60 y 70 se temía una inminente catástrofe nuclear devastadora. Además, una gran parte del arte dominante en nuestros días es sumamente aburrido al carecer de misterio alguno y negar la poetización e interpretación de su experiencia.

El título La luz negra se refiere a un concepto del sufismo, la rama esotérica del islam que enseña un camino de conexión con la divinidad mediante la visión interior y la experiencia mística. El sufismo, que piensa que la realidad no es sino luz en diferentes grados de intensidad, habla de todo un sistema de visiones interiores de colores que marcan el progreso espiritual de los iniciados hasta convertirse en "hombres de luz". La intención es lograr un estadio de supraconciencia que se anuncia simbólicamente con esta luz negra.

Los autores con obras expuestas en la muestra La luz negra. Tradiciones secretas en el arte desde los años cincuenta son, siguiendo un orden alfabético, los siguientes: Carlos Amorales, Kenneth Anger, Antony Balc, Jordan Belson, Wallace Berman, Forrest Bess, Joseph Beuys, William S. Burroughs, Marjorie Cameron, Francesco Clemente, Bruce Conner, Aleister Crowley, René Daumal, Gino de Dominicis, Louise Despont, Nicolás Echevarría, Robert Frank, João Maria Gusmão + Pedro Paiva, Brion Gysin, Jonathan Hammer, Frieda Harris, Derek Jarman, Jess, Alejandro Jodorowsky, Joan Jonas, Carl Gustav Jung, Matías Krahn, Wolfgang Laib, LeonKa (imagen superior), Goshka Macuga (conjunto y detalle en la imagen inferior), Agnes Martin, Chris Martin, Henri Michaux, Grant Morrison, Tania Mouraud, Barnett Newman, Joan Ponç, Genesis P-Orridge, Sun Ra, Harry Smith, Rudolf Steiner, Philip Taaffe, Antoni Tàpies, Fred Tomaselli, Suzanne Treister, Vaccaro - Brookner, Ulla von Brandenburg, Terry Winters y Zush.

 

 
 

 

Hasta el 21 de octubre de 2018 en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB)
Dirección: Montalegre 5, Barcelona. Horarios: martes a domingo y días festivos, de 11:00 a 20:00 horas.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com