NUEVA OBRA DE FRANCIS ARREDONDO

13/09/2017


 

Galería de Fotos

 

El joven escultor astigitano vuelve a tratar la iconografía de Cristo muerto en el sepulcro con esta lacerada hechura de tamaño algo inferior del natural (mide 140 cm de altura) que ha sido modelada en terracota y policromada al óleo. Reposa sobre peana con un marmoleado en tonos verdosos.

La efigie sigue el modelo de verosimilitud cadavérica que el autor labró en el año 2015 para la localidad de Metepec (México), incluyendo el cráneo de Adán a los pies del Yacente como símbolo de fertilidad, de nueva vida que surge de lo que ha acabado, anticipándose a la resurrección.

Existen sin embargo distingos en esta nueva obra: se excluyen las potencias, la cabeza se ladea, se relajan los recursos sangrientos, el autor recorta considerablemente el paño de pureza, ambas manos se disponen sobre el torso y queda dulcificada la expresión, acercándose de esta manera un tanto al barroco castellano.

 

Nota de La Hornacina: acceso a la galería fotográfica de las obras a través del icono que encabeza la noticia.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com