BOUGUEREAU EN LOS ESTADOS UNIDOS. 15 OBRAS IMPRESCINDIBLES

21/08/2019


 

La exposición Bouguereau & America explora la notable popularidad del artista francés a lo largo de la Edad Dorada de los Estados Unidos, desde finales de la década de 1860 hasta principios de 1900. Durante este período, poseer una pintura de Bouguereau era obligatorio para cualquier estadounidense que quisiera ser visto como un coleccionista serio. Los grandes lienzos del artista aportaban una sensación de clásica sofisticación a las recién formadas colecciones. Sus doncellas casualmente sensuales, sus rafaelescas Madonas y sus niños campesinos imposiblemente prístinos, reflejan las creencias religiosas, las costumbres sexuales, los problemas sociales y los anhelos de esa época, especialmente los gustos, creencias y ambiciones de la élite estadounidense. Tras su paso por el Milwaukee Museum of Art, Bouguereau & America puede verse actualmente en el Memphis Brooks Museum of Art. Ambas entidades han sido las organizadoras de la muestra. Recogemos aquí 15 de las 41 piezas expuestas, todas ellas conservadas en museos, instituciones y colección privadas estadounidenses.

 

1
 
 
 

La canción de los ángeles (1881)


Como muchas otras obras sacras del autor, se asemeja a las creaciones renacentistas italianas sobre la Virgen y el Niño. En esta composición aparecen rodeados de ángeles que parecen incitarles al sueño con su música. Se conserva en la Forest Lawn Memorial-Park Association de Glendale (California), de ahí su cariz funerario. Muy interesante es la divinidad del Niño recreada mediante una luz brillante sobre su cuerpecito cruciforme.

 
 
2
 
 
 

Retrato de Frances y Eva Johnston (1869)


La fama de Bouguereau le reportó prestigiosos encargos en Estados Unidos. Este trabajo de propiedad particular representa a las dos hijas de John Taylor Johnston, un ejecutivo del ferrocarril que se convertiría en el primer presidente del Metropolitan Museum of Art de Nueva York. Revela la gran habilidad del artista para pintar niños. Eva, la más pequeña, mira directamente al espectador, ignorando a su hermana y su libro.

 
 
3
 
 
 

Homero y su guía (1874)


La monumental figura de Homero, el famoso poeta ciego, autor de "La Ilíada" y "La Odisea", es guiada por un joven pastor en uno de sus viajes. Un perro enojado ladra en primer plano. Bouguereau se basó en un poema de André Chenier titulado "El hombre ciego". Se conserva en el Milwaukee Art Museum.

 
 
4
 
 
 

Virgen con el Niño y San Juanito (1882)


María aparece representada subrayando su regia naturaleza. Contempla al Niño Jesús, quien, sobre sus rodillas, acoge amorosamente al Bautista que llega para adorarle. Otra interesante versión sobre el tema fue pintada por Bouguereau en 1875. Esta en cuestión se conserva en el Herbert F. Johnson Museum of Art (Nueva York).

 
 
5
 
 
 

Ninfas y sátiro (1873)


Cuatro ninfas desnudas arrastran al reacio sátiro a un estanque como castigo a las burlas que la lujuriosa bestia hacía a su inocente fiesta. La obra pertenece a los fondos del Sterling and Francine Clark Art Institute, con sede en Williamstown (Massachusetts). Bouguereau se inspira en las entusiastas e inestables cinco figuras de "La Danse" de Carpeaux, un grupo escultórico encargado para la Ópera de París unos años antes.

 
 
6
 
 
 

Lavanderas de Fouesnant (1869)


En Bretaña, Bouguereau encontró la fuente de inspiración para numerosas obras. Las escenas de campesinos que realizaban sus tareas cotidianas eran para los artistas académicos la versión moderna de las figuras clásicas de la Antigüedad tan queridas para las pinturas históricas. En esta obra de la Universidad de Rochester la figura principal es una niña llevando ropa sobre su cabeza, de forma que parece simular una cariátide.

 
 
7
 
 
 

Noche (1883)

Motivo recurrente en la carrera del artista es la representación de una mujer, generalmente recreando una diosa mitológica, flotando en el aire junto a varios elementos. En este caso, se trata de la diosa griega de la noche. La obra se encuentra actualmente en el Hillwood Museum de Washington D.C.

 
 
8
 
 
 

Admiración (1897)


Mujeres jóvenes se reúnen alrededor de la figura alada de Cupido, dios romano del amor, para adorarlo. El niño apunta juguetonamente su flecha a una de las doncellas, que agarra su pecho como si el dardo amoroso ya le hubiera golpeado el corazón. Esta pintura del San Antonio Museum of Art (Texas) muestra los resultados de la formación más académica de Bouguereau en la École des Beaux-Arts de París y otras instituciones.

 
 
9
 
 
 

Sueño de primavera (1901)


Brillante obra de Bouguereau que se custodia en el Indianapolis Museum of Art. Un grupo de putti revolotea en torno a una joven de impronta romana. Algunos ven en ella una personificación de la diosa Venus y otros una alegoría de la virtud. En cualquier caso, demuestra que fue uno de los mejores pintores a la hora de representar la figura humana, sobre todo la femenina. Impecable también en teatralidad y acabado.

 
 
10
 
 
 

Caridad (1859)


La caridad fue un tema popular para muchos artistas del XIX. Junto con la fe y la esperanza, es una de las tres virtudes cristianas. Esta virtud a menudo se personifica en actos de misericordia, como una madre con varios hijos, caso de esta obra del Museo de la Universidad de Michigan. Las cuidadas poses, el minucioso acabado de la superficie, la paleta contenida pero rica y el dramático uso de la luz son señas de identidad del autor.

 
 
11
 
 
 

Trabajo interrumpido (1891)


Melancólica composición en la que una joven vestida a la griega deja su labor para escuchar al cupido que le susurra al oído. Denostada en su momento por simple y pacata, es de las más logradas obras del autor integrando escenario, personajes y paisaje. Se conserva en el Mead Art Museum del Amherst College.

 
 
12
 
 
 

La pequeña mendiga (1880)


En la década de 1880 sus historias sobre la ternura y la dulzura de los niños y las doncellas, tomaron un giro más oscuro con la representación de jóvenes indigentes y bellas, pidiendo dinero con las manos extendidas, las cuales fueron compradas casi exclusivamente por coleccionistas estadounidenses. Esta es de propiedad privada.

 
 
13
 
 
 

Amor fraternal (1851)


Una madre observa a sus dos hijos, uno mayor y otro menor, mientras expresan su amor fraternal a través de un beso. Los niños están desnudos, y la madre, descalza, sentada en una roca, con un halo de pureza que recuerda las representaciones marianas del renacimiento. Se conserva en el Museo de Bellas Artes de Boston.

 
 
14
 
 
 

Arte y Literatura (1867)


El artista ve ambas disciplinas muy relacionadas y las representa como dos mujeres de la Grecia Clásica con los templos de la sabiduría al fondo, si bien toma también elementos de Roma. Cada figura tiene un porte regio, seductor y desafiante. Forma parte de la colección del Arnot Art Museum (Nueva York).

 
 
15
 
 
 

Ofrenda de agradecimiento (1867)


También llamada "La promesa", esta pintura del Philadelphia Museum of Art es una de las más conmovedoras de Bouguereau. Retrata a una madre llena de esperanza junto a su hija que parece superar una enfermedad grave. Ambas sostienen una vela que ofrecen a la Virgen en acción de gracias por la curación.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com