GLORIA NAZARENORUM

Jesús Abades. Con información de José Manuel Moreno Arana


 

 

Un año antes de la celebración de la exposición Mater Dolorosa, la Obra Social de la misma entidad bancaria organizó Gloria Nazarenorum: Orígenes de Nuestra Semana Santa, una muestra dedicada a la sevillana Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y sus hermandades filiales en toda Andalucía por estimar que la popularmente llamada Cofradía del Silencio fue Madre y Maestra en la configuración de la actual Semana Santa.

El riquísimo patrimonio artístico de las cofradías que participaron en la exposición (procedentes de las provincias de Sevilla, Huelva, Cádiz, Córdoba, Málaga y Jaén), y en el que se incluían tanto enseres como imágenes titulares, hizo de esta exposición cuaresmal una de las más interesantes y concurridas de entre las celebradas sobre el mundillo artístico de las cofradías penitenciales andaluzas.

A continuación, describiremos algunas de las piezas más importantes de Gloria Nazarenorum: Orígenes de Nuestra Semana Santa, en algunos casos de procedencia foránea y prácticamente desconocidas por entonces en Sevilla.

 

 

Cofradía del Silencio (Sevilla)

Una de las piezas estrellas de la muestra fue el palio completo de la Virgen de la Concepción, perteneciente a la cofradía anfitriona. Obra labrada en plata, plata dorada y piezas de cristales de Bohemia, fue realizada en el año 1930 por el taller del orfebre sevillano Cayetano González, quien se inspiró al diseñarlo en la crestería de la basílica veneciana de San Marcos, obra de Contarini. Otra de las obras expuestas fue la valiosa cruz que porta la imagen del Nazareno, realizada por manos anónimas en el siglo XVII. También figuraron la pareja de Ángeles Ceriferarios que flanquean e iluminan al Nazareno en su estación de penitencia (obras de gran calidad, realizadas originalmente por Pedro Duque Cornejo y Roldán (1726) que han llegado a nuestros días muy retocadas y con nuevos estofados) y la túnica de salida del Señor, realizada en líneas mudéjares por el taller de Hijos de Miguel Olmo (1919).

Cofradía del Nazareno (Córdoba)

Nada más y nada menos que vino la extraordinaria talla de la Virgen Nazarena, obra del siglo XVIII y titular de la Cofradía Hospitalaria. Esta imagen de candelero ha sido considerada de la escuela napolitana y, dentro de nuestro país, del quehacer de Blas Molner y del imaginero cordóbes Alonso Gómez de Sandoval. En nuestra opinión, se trata indudablemente de una obra dieciochesca, posiblemente realizada por un imaginero napolitano de la época, influido a su vez por los cánones sevillanos y domiciliado en la ciudad o en la vecina Sevilla.

Cofradía del Nazareno (Jaén)

Otra pieza que también llamó mucho la atención fue la cruz con la que procesiona cada Madrugada del Viernes Santo la venerada imagen del Nazareno jiennense, apodado El Abuelo. La obra, de grandes dimensiones, está realizada en maderas nobles, con remates y detalles en oro de ley. Data del siglo XIX, la misma época en la que se bordó la túnica de salida del Abuelo, que también figuró en la exposición.

Cofradía del Nazareno (Cádiz)

Su representación contó con la bambalina frontal del palio de Nuestra Señora de los Dolores, bordada por Lorenzo Padilla (1945) en hilo de oro sobre malla del mismo metal y con diseño inspirado en las yeserías mudejares de la iglesia gaditana de San Juan de Dios. También formó parte la valiosa cruz procesional del popular Nazareno, apodado el Greñúo, obra anónima del siglo XVII realizada en carey, plata, ébano y marfil. Otras piezas expuestas fueron el fajín blanco, la medalla y el bastón de carey que luce como Regidor Perpetuo de Cádiz.

 

 

Cofradía del Nazareno (Jerez de la Frontera - Cádiz)

Se expusieron la cruz y la túnica con las que procesiona la imagen titular, así como el palio de la Dolorosa. Respecto a la primera, barroca, es de carey decorada con atributos de la Pasión. Posee apliques de plata de ley que fueron realizados por el orfebre Emilio Landa en 1956. La túnica o "túnico", como se le conoce en la hermandad, bordada en oro y con mucho realce, recibe el apelativo de "Las Avefrías", por los pájaros que se posan sobre los gruesos tallos de dibujo asimétrico entre carnosas hojas y flores. Es obra del XIX y anónima, como la anterior, siendo una de las piezas de bordado más valiosas que salen en la Semana Santa de Jerez de la Frontera. En cuanto al palio de la Virgen del Traspaso, decir que tanto las bambalinas como el techo salieron del taller de Juan Manuel Rodríguez Ojeda (uno de los cinco que se conservan en la ciudad), realizado, al parecer, a principios del siglo XX. Se concibió como de cajón en su parte superior, sobre terciopelo rojo y para ser sostenido por diez varales. En los años 20 del siglo pasado se amplió para adaptarlo a un paso con doce varales. La composición se fundamenta a base de espirales, enriquecidas mediante hojas de acanto, zarcillos y ramas con diminutas hojas. Por desgracia, estas caidas fueron muy transformadas en los 80 y 90; se cambió el terciopelo por otro de color morado y se añadieron nuevos bordados en su parte superior, convirtiéndolo en un palio de figura o sevillano. Acometiron esta intervención las bordadoras jerezanas Encarnación López y Rosario Santano. El techo se compone a partir del emblema de la cofradía, la Cruz del Santo Sepulcro, situado en el centro, desde el que se extienden roleos, más menudos y abigarrados en la parte central, enriquecidos con los mismos motivos que hemos visto en las caídas.

Cofradía del Nazareno (Lucena - Córdoba)

Vinieron dos magníficas muestras de orfebrería y bordados: la cruz, de sección hexagonal y cincelada en plata de ley por manos anónimas (siglo XIX), y la también anónima túnica de estilo persa, profusamente bordada en oro sobre terciopelo granate que podría situarse entre los arabescos del siglo XVIII.

Cofradía del Nazareno (La Palma del Condado - Huelva)

Presentó la túnica de Nuestro Padre Jesús Nazareno, apodado Padre Jesús, interesante obra anónima del XIX bordada en oro y sedas de colores sobre terciopelo granate.

Cofradía del Nazareno (Pedrera - Sevilla)

Como curiosidad, decir que la imagen que llevó puesta en la muestra la anterior pieza no fue su propietaria onubense, sino el titular de la cofradía de Pedrera, talla anónima del siglo XVIII.

 

 

Cofradía del Nazareno (Écija - Sevilla)

Muy valiosos los enseres que aportó a Gloria Nazarenorum. Entre ellos, la espectacular túnica que fue confeccionada en el año 1970 utilizando los bordados de un antiguo manto, adquirido a la cofradía hispalense de Montesión. También se mostró el manto de la titular del Nazareno ecijano, María Santísima de las Misericordias, magnífica labor de bordado del taller de Rodríguez Ojeda (1915) que perteneció a la cofradía hispalense de los Negritos y hacía pareja con el palio que actualmente posee la cofradía gaditana de La Palma.

Cofradía del Nazareno (Utrera - Sevilla)

Llegaron la Cruz del Nazareno (labrada en carey, plata y nácar) y la túnica bordada en oro. Ambas piezas son de autor anónimo, la primera labrada a finales del XVII, y la segunda documentada en 1795. El madero ha sido reformado por Orfebrería San Blas, quienes añadieron cruces de plata para formar la famosa Cruz de Jerusalén.

Cofradía del Nazareno (Antequera - Málaga)

Una de las obras de arte más valiosas que figuró en la muestra fue la Dolorosa del Socorro. La imagen, titular de la Cofradía de la Santa Cruz en Jerusalén y Nuestro Padre Jesús Nazareno de Antequera, es talla realizada en torno al año 1620 (fecha de fundación de la cofradía) y fue muy reformada por el escultor e imaginero sevillano Francisco Buiza Fernández (1979). Goza de gran devoción en la localidad malagueña. Para la exposición figuró vestida al estilo de su tierra: sin pollero, con corona rocalla de gran tamaño procededente del XVIII, saya bordada en el siglo XIX y manto bordado en oro, confeccionado en el año 1819.

Cofradía del Nazareno (Montilla - Córdoba)

Expuso la cruz del titular, obra de sección cilíndrica realizada en plata de ley por manos anónimas (siglo XVIII).

 

 

Cofradía del Nazareno (Paradas - Sevilla)

La anterior insignia se acompañó, a modo de simulacro ya que ninguno de los titulares figuró en la muestra, con una espléndida túnica bordada en oro sobre terciopelo granate (1820) que pertenece a la Cofradía de Paradas.

Cofradía del Nazareno (Carmona - Sevilla)

Una de las piezas que más llamó la atención fue el conjunto del paso de palio de Nuestra Señora de los Dolores. Exactamente, se expusieron el palio, la peana, una corona de tipo rocalla y el manto. El palio es el más antiguo de toda la provincia sevillana, fue encargado en 1695 y confeccionado en terciopelo negro, con cenefas, apliques y adornos en plata de ley. El texto en latín, también en plata, que puede leerse a lo largo de sus bambalinas, pertenece a los escritos del anciano Simeón. La peana es obra de Antonio de Luna y de los Hermanos Cárdenas (1726-1729). Respecto al manto, se trataba del decimonónico que perteneció a la Cofradía de la Esperanza de Triana.

Cofradía del Nazareno (Estepa - Sevilla)

Para terminar el repaso general a la exposición Gloria Nazarenorum, vamos a detallar los enseres expuestos por la Cofradía filial del municipio sevillano de Estepa. Figuraron la cruz del Nazareno, realizada en ébano y plata por manos anónimas en el año 1878; la imagen de Simón Cirineo, obra realizada en talla completa por el escultor valenciano Vicente Tena (1904); la túnica anónima del siglo XIX, bordada en oro a realce sobre terciopelo morado; dos varales del paso de palio, realizados en metal plateado por Orfebrería Villarreal, y el techo de palio y la bambalina frontal, obras bordadas en oro sobre terciopelo azul y malla del mismo metal por Esperanza Elena Caro, de insólito diseño dentro del estilo habitual que se practicaba en el taller de la bordadora.

 

Fotografías de ABC

 

Volver         Principal

www.lahornacina.com