LAS PARCAS DEL HOSPITAL DE SAN LÁZARO DE MÁLAGA

01/02/2007


 

 

Sus nombres eran Átropos, Cloto y Láquesis en la mitología griega, y Morta, Nona y Décima, en la romana. Se las representaba como viejas repugnantes y su función, según las creencias grecorromanas, consistía en asistir al nacimiento de cada ser humano, hilar su destino y predicar su futuro.

Las parcas, también conocidas como moiras y keres, eran divinidades del destino y cada una de ellas tenía un papel específico asignado en el que no podía interferir ni el propio Zeus: Cloto era la que presidía el nacimiento del mortal y tejía el hilo de su vida con una rueca, Láquesis lo iba midiendo, estirándolo al azar, y Átropos lo cortaba cuando el hilo alcanzaba la longitud que correspondía para esa vida, o sea, cuando el sujeto moría.

Al ser deidades relacionadas con la muerte, en el mundo cristiano las parcas se convirtieron en un símbolo de la misma, especialmente Átropos, ya que era la que cortaba personalmente el hilo de la vida de los humanos. Es por ello que, junto a los simulacros que la recreaban vieja y siniestra, aparezca en ocasiones reencarnada en esqueleto.

Es el caso de la representación pictórica plasmada en los muros de la cripta del Hospital de San Lázaro de Málaga. Átropos es un esqueleto parcialmente vestido con un velo que, tijera en mano -instrumento del que posteriormente derivaría la popular guadaña de la Muerte-, se dispone solícita a cortar el hilo de la vida de un mortal.

Las pinturas malagueñas de San Lázaro, atribuidas a Pedro de Hermosilla (primera mitad del siglo XVIII) son singulares no sólo por su notable calidad, sino también por reflejar fielmente el gusto por lo macabro en el barroco hispano, pese a no corresponderse con el carácter real de la deidad; de hecho, Láquesis figura también como un esqueleto maléfico que rapta a un niño bajo la implacable mirada del dios Cronos que, reloj de arena en mano, recuerda al visitante lo efímero de su existencia.

 

Fotografía de Pepe Ponce

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com