LA ICONOGRAFÍA DEL CONJUNTO DE JESÚS NAZARENO Y
MARQUILLO DE JEREZ DE LA FRONTERA PLASMADA EN DIFERENTES
REPRESENTACIONES ARTÍSTICAS (SIGLOS XVIII Y XIX)

Antonio de la Rosa Mateos


 

 
     
     
Grabado de Jeronimo Wierix publicado en 1593
 
Juan de Oviedo (1587) Convento de Sevilla

 

A modo de introducción, señalar que la devoción histórica a las caídas de Jesús Nazareno fue muy popular y difundida a finales del siglo XV, especialmente en Alemania y los Países Bajos. Sobre la figura del sayón tirando de Jesús, vemos que en los evangelios no se habla de este personaje, solo se señala la figura de Simón de Cirene que ayuda a llevar la cruz. Pero en el citado siglo XV ya existen pinturas donde se le representa tirando del Nazareno. Lógicamente esto merecería un estudio más amplio pero no es el fin de este artículo (1).

En Jerez de la Frontera vemos como muy peculiar la figura del Marquillo, y en especial su vestimenta, pero esta forma de vestir a los sayones está muy extendida en el arte, y solo citaré algunos ejemplos.

Destacar la imaginería del artista valenciano Damián Forment (1480-1540), con taller en Zaragoza, que podemos observar en el retablo mayor de la Catedral de Santo Domingo de la Calzada, de La Rioja, o en el de la Catedral de Huesca. Este escultor representa al sayón como un personaje importante en la escena. No cabe duda que tuvo que conocer las estampas del alemán Alberto Durero, publicadas bajo el título La Pasión de Cristo en el año 1511, o los conocidos grabados de Jerónimo Wierix, natural de Amberes, publicados en el año 1593 en el libro del jesuita Jerónimo Nadal, titulado Imágenes de la Historia Evangélica. Numerosos imagineros conocieron estas estampas o grabados por lo que se basaron en ellas para representar este momento de la Pasión.

 

 
     
     
Cartela del Gran Poder de Sevilla
 
Grupo escultórico del Nazareno de Jerez

 

Dando un gran salto geográfico y aterrizando en Andalucía, destacaremos solo dos ejemplos en Sevilla: en el Convento de Santa María de Jesús, el retablo ejecutado por Juan de Oviedo el Viejo en el año 1587 (2), donde se aprecia un relieve del Camino del Calvario en el que un sayón, con vestimentas muy parecidas a las del jerezano Marquillo, tira de una soga que sujeta por el cuello a Jesús Nazareno que abraza la Cruz y que está acompañado por la Virgen María y San Juan Evangelista; igualmente es curiosa, aunque posterior, la obra de Francisco Antonio Ruiz Gijón concluida en el año 1692 (3) para una de las cartelas del paso de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, donde se vuelve a representar el sayón con vestimentas muy similares a las de la corporación jerezana.

Después de esta breve introducción voy a centrarme en el grupo de la Hermandad del Nazareno de Jerez de la Frontera. Lo reseñado con anterioridad en este artículo nos lleva a afirmar que el imaginero que los talló utilizó los modelos iconográficos flamencos o germanos para la hechura de estas dos imágenes; aunque, a día de hoy, no conozcamos su autor, y por lo tanto su origen. También pudiera ser una talla de un imaginero de escuela castellana que, como hemos visto, conocía muy bien la escuela flamenca. Esta afirmación recae especialmente por la singularidad del sayón, conocido como "Marquillo", y los ropajes de éste, representados en las pinturas del XVII.

La talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Jerez de la Frontera data de mediados del siglo XVII. Los datos más recientes publicados por los investigadores Jácome y Antón señalan que la imagen se ejecutó en torno al año 1671. Dicho trabajo se basa en la declaración prestada en el año 1671 por el entonces hermano mayor Bartolomé de Flores Parrado, el mayordomo Fernando de Quijada, el jurado Juan de Torres y el escribano de cabildo Juan López de la Santa, como hermanos de la cofradía y en nombre de la misma al afirmar:

 

"que por cuanto la dha cofradía tiene dos hechuras del Santo Cristo de Jhesus Nazareno y la una que es la antigua no esta con la dezenzia que se le debe por no tener en su capilla parte comoda donde poderla tener y nos a ssido Pedido por parte del Lizenciado Juan Bautista Martínez Vergado presbítero cura de la iglesia del Señor San Salvador desta ciudad y de Isabel de Velasco tordesillas queestan presentes administradores del Recogimiento de mujeres de la adbocazion de Jhesus Nazareno çita en esta Ciudad en la calle Gaytan de ella Les demos a dha hechura Para colocarla y tenerla en deposito en La iglesia del dho Recogimiento" (4).

 

A continuación voy a tratar cinco representaciones artísticas en las que no cabe duda que los autores se inspiraron en el grupo de la hermandad jerezana del Nazareno, cuya iconografía deriva de modelos medievales (5). Un apunte lo podemos ver en un azulejo en el zaguán de una vivienda en la calle Pedro Alonso nº 8, realizado en la conocida fábrica de la ciudad holandesa de Delf de principios del XVIII.

En la citada casa existen once azulejos, y en la clave del arco hay uno donde se interpreta el Camino del Calvario. Realizado en cobalto, lleva en los ángulos los bucráneos y debe proceder de la Cartuja, ya que son del mismo tipo. En él podemos ver a Jesús Nazareno ayudado por el Cirineo y tirado por un sayón cuyos ropajes siguen el mismo modelo de representación de Marquillo, aunque el autor claramente no conocía la Hermandad de Jerez. También podríamos hablar del Vía Crucis cerámico existente en el convento de Santa Rita, que sigue la misma línea.

La primera representación artística la podemos ver en una hornacina en el coro bajo del Convento de las Descalzas de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Allí se encuentra un magnífico grupo escultórico de unos 25 cm de altura, aproximadamente, en una peana, formado por un sayón, Jesús Nazareno, San Juan Evangelista y la Virgen. Está muy logrado, y por la policromía, la cual tiene muchas corladuras propias del siglo XVIII, podríamos fecharla en este siglo. No hay dudas que el imaginero se basó en la cofradía jerezana, ya que la similitud que existe con Marquillo lo deja claro, y se hace extensible a la cara de San Juan Evangelista o a la Virgen del Traspaso, que se representa con un gran puñal y las manos entrelazadas (6). Sobre cómo llegó a Sanlúcar de Barrameda, y después de que la Madre Priora nos confirmase que lleva allí más de un siglo, se puede deducir que pudo ser de una monja devota de la hermandad jerezana del Nazareno que, al ingresar en la orden de las Descalzas, encargó como dote este pequeño misterio para así tener a sus titulares en su celda.

 

 
     
     
Azulejo de Delf en la Calle Pedro Alonso
 
Misterio en las Descalzas de Sanlúcar

 

Continuamos, ya en Jerez de la Frontera, con el retablo-camarín de la Virgen del Rosario de los Montañeses, del Convento de Santo Domingo, obra de Agustín de Medina Flores y Diego Roldán (7). El dorado, estofado y las pinturas fueron ejecutadas por Salvador Rosillo en el año 1752, quien realiza quince Misterios del Rosario a modo de tarjetas que orlan el arco del camarín (8). En una de las cartelas observamos una representación de Jesús Camino del Calvario que, dada su ejecución, posiblemente el pintor que residía en Jerez se inspiró en la Hermandad del Nazareno, que todavía en aquellas fechas tenía su sede en el Convento de San Francisco.

Otra imagen del Nazareno la encontramos en la casa particular del que fue hermano mayor de la cofradía, Andrés Jiménez Rodríguez, y que fue heredada de su padre Antonio Jiménez Tamayo. Es una preciosa talla de Jesús Nazareno en madera policromada, de 65 cm de altura y del siglo XVIII. Presenta talladas la cabeza, las manos, los pies mientras el cuerpo está abocetado. Ha sido restaurada por Daniel Daza Selma en 2010. Tiene una cruz de madera primitiva y otra de carey con cantoneras de plata fechada en 1901.

 

 
     
     
Pintura del Convento de Santo Domingo
 
Pasito de la hermandad jerezana del Nazareno

 

Siguiendo con nuestro análisis, encontramos un magnífico grupo escultórico del XVIII, completamente de talla en madera policromada de 62 cm de altura. Está en la planta baja de la conocida como "Casa de la Patrona", adjunta a la Basílica de la Merced. La imagen del sayón sigue la misma línea del Marquillo; en cambio, el Nazareno, aunque es una espléndida talla, no tiene parecido con el de la cofradía jerezana.

Por último, en la Casa de la Hermandad del Nazareno existen tres pequeños pasos de la corporación. Centrándonos en el más pequeño, ya que los otros dos son del siglo XX, sabemos que fue regalado a la Cofradía en el año 1882, como así figura en el archivo de la hermandad: "Marzo 20 de 1882. Es recogido un Jesús chiquito que estaba en poder del Sr. Don José Romero Gil Propiedad de esta Ermandad menos los 2 Cubillo de Metal. Este Jesús tiene las potensia de Plata, Cruz de caoba con cantonera de Plata" (9).

Es muy curiosa la representación del Señor anterior, de 15 cm de altura, con sobrepuesta corona de espinas, túnica bordada y cíngulo, al igual que la imagen de Marquillo. Tenemos referencia, ya que José Guerra Carretero lo restauró en los años 90, que el abogado y hermano de la cofradía Manuel González Gamero tiene otro pequeño grupo muy parecido al que posee la corporación jerezana (10).

 


 

BIBLIOGRAFÍA

(1) Para una mayor información véase BAZÁN FRANCO, Francisco. "Apuntes sobre los Orígenes Iconográficos del Sayón", en Boletín de las Cofradías de Jerez de la Frontera, nº 8, diciembre del año 1992, Jerez de la Frontera, pp. 21-25.

(2) V.V.A.A. El Retablo Sevillano. Desde sus Orígenes a la Actualidad, Sevilla, 2009, p. 125.

(3) RODA PEÑA, José. Francisco Antonio Ruiz Gijón. Escultor Utrerano, Utrera, 2003, p. 40.

(4) JÁCOME GONZÁLEZ, José y ANTÓN PORTILLO, Jesús. "A Vueltas con la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de Jerez de la Frontera: Su Fundación y la Adquisición de la Imagen Titular", en Jerez en Semana Santa, nº 11, Hermandad del Santo Crucifijo, Jerez de la Frontera, 2007, pp. 491-502.

(5) POMAR RODIL, Pablo J. y MARISCAL RODRÍGUEZ, Miguel A. Guía de Jerez Artística y Monumental, Sílex Ediciones, Madrid, 2004, p. 44.

(6) La actual Virgen de los Dolores de la Cofradía de las Tres Caídas fue cedida en el año 1941 a la Hermandad del Nazareno y Ramón Chaveli la restauró y le realizó unas manos nuevas ya que las que tenía eran entrelazadas. Véase DE LA ROSA MATEOS, Antonio. El Escultor Ramón Chaveli Carreres (1879-1947), Asociación Pública de Fieles de la Sagrada Mortaja, Jerez de la Frontera, 2005, pp. 57-58.

(7) JÁCOME GONZÁLEZ, José y ANTÓN PORTILLO, Jesús. "El Retablo de la Capilla del Rosario de los Montañeses", en Jerez en Semana Santa, nº 10, 2006, pp. 231-245.

(8) AROCA VICENTI, Fernando. "Aportaciones al Estudio del Retablo del Siglo XVIII en la Baja Andalucía: El Modelo Jerezano", en Laboratorio de Arte, nº 10, Sevilla, 1997, pp. 233-250.

(9) Archivo de la Hermandad de Jesús Nazareno de Jerez de la Frontera. Caja Inventarios, Estatutos y Reglas. Carpeta Varios.

(10) Quisiera agradecer a Luis Barrones, José Jácome, José Miguel Sánchez Peña, José Luis Gómez Barceló, familia Jiménez Rodríguez, Manuel Romero Bejarano y Fray Felipe Ortuno, sus conocimientos, facilidades y ayuda para la realización de este artículo.

 

 
     
     
Nazareno de la Familia Jiménez
 
Imágenes del Convento de la Merced

 

Fotografías de Antonio de la Rosa Mateos

 

Nota de La Hornacina: Antonio de la Rosa Mateos es miembro del Centro de Estudios Históricos
de Jerez de la Frontera. Artículo publicado en el boletín "Noche de Jesús", n.º 14, Febrero de 2011.

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com