REALISTAS DE MADRID

09/02/2016


 

Desde hoy martes 9 de febrero y hasta el domingo 22 de mayo de 2016, el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid presenta una exposición dedicada a un grupo histórico y generacional de pintores y escultores que han vivido y trabajado en la capital de España desde la década de 1950, unidos tanto por las vinculaciones de su formación y de su trabajo como por sus relaciones personales y familiares. Aunque se han incorporado a veces otros nombres, el grupo está formado por siete artistas: Antonio López García (Tomelloso, Ciudad Real, 1936) -que ya contó con una retrospectiva en el Museo en el año 2011 y que en esta ocasión muestra, entre otras, obras inéditas y de reciente creación-; su esposa, María Moreno (Madrid, 1933); los escultores Julio López Hernández (Madrid, 1930) y su hermano Francisco (Madrid, 1932); la mujer de Julio, la pintora Esperanza Parada (San Lorenzo de El Escorial, Madrid, 1928 - Madrid, 2011); la mujer de Francisco, la también pintora Isabel Quintanilla (Madrid, 1938), y Amalia Avia (Santa Cruz de la Zarza, Toledo, 1930 - Madrid, 2011), casada con el artista Lucio Muñoz. No todos son por tanto nacidos en Madrid, pero este ha sido el lugar principal de residencia y trabajo de todos ellos. La exposición Realistas de Madrid, que cuenta con la colaboración de la Comunidad de Madrid, es la primera que se les dedica en la capital en el último cuarto de siglo y supone una recuperación del grupo como tal. Incluye unas noventa piezas entre óleos, esculturas, relieves y dibujos, que se alternan a lo largo de las salas para establecer diálogos entre los artistas y destacar los puntos que tienen en común, tanto en la elección de los temas como en la forma de abordarlos; unos nexos que se ven reforzados por esa relación tan estrecha que les une, ya sea familiar o de amistad, y por las coincidencias en su formación académica y su postura común frente al informalismo dominante en el panorama artístico español de los años cincuenta.

 

 
 

Frutero

Isabel Quintanilla
1966
Óleo sobre tabla
29 x 38 cm
Colección particular

 
 

 
 

Vaso

Isabel Quintanilla
1969
Lápiz sobre papel
34 x 25 cm
Galería Brockstedt (Berlín/Hamburgo)

 
 

 
 

Naturaleza Muerta de la Sandía

María Moreno
1990
Óleo sobre lienzo
107 x 114 cm
Colección particular

La muestra sigue un itinerario temático que va conduciendo al espectador de lo íntimo a lo público; del bodegón a la ciudad; del plano corto, la escala pequeña y la proximidad, al gran formato y las vistas urbanas panorámicas. El primer capítulo reúne una selección de naturalezas muertas de Isabel Quintanilla, María Moreno, Francisco López, Esperanza Parada y Julio López.

 
 
 
 

 
 

Lavabo y Espejo

Antonio López
1967
Óleo sobre tabla
98 x 83,5 cm
Museo de Bellas Artes de Boston

 
 

 
 

El Comedor

Amalia Avia
1987
Óleo sobre tabla
81 x 50 cm
Colección de la familia

 
 

 
 

Habitación de Costura

Isabel Quintanilla
1974
Óleo sobre tabla
100 x 82 cm
Colección de la artista

La exposición ofrece un recorrido por los temas que todos los artistas presentes en la misma comparten: el bodegón, el interior doméstico, las calles y los patios, la figura humana, la ciudad de Madrid... El segundo capítulo se prolonga en interiores domésticos, incluyendo obras clave de Antonio López, Amalia Avia e Isabel Quintanilla.

 
 
 
 

 
 

Ventana

Isabel Quintanilla
1970
Óleo sobre tabla
131 x 100 cm
Galería Brockstedt (Berlín/Hamburgo)

 
 

 
 

Ventana de Noche

Francisco López
1972
Lápiz sobre papel
102 x 73 cm
Colección Banco de España

 
 

 
 

El Cuarto de Baño

Antonio López
1966
Óleo sobre tabla
228 x 119 cm
Colección particular

El recorrido continúa por el interior de la casa con la representación de largos corredores, a veces oscuros e inquietantes, con puertas laterales que comunican estancias y ventanas que dejan adivinar tímidamente el mundo exterior. Son espacios que pueden parecer claustrofóbicos y en los que se plantea un sutil juego entre interior y exterior, en una especie de atrincheramiento en el calor del hogar, en el refugio privado, que poco a poco se va abriendo hacia afuera.

 
 
 
 

 
 

Tapia del Estudio de Urola

Isabel Quintanilla
1977
Óleo sobre tabla
100 x 70 cm
Colección Banco de España

 
 

 
 

Belén Moneo

Francisco López
1970
Madera tallada con ojos de cristal
35 x 27 x 14 cm
Colección particular

 
 

 
 

Jardín de Poniente 3

María Moreno
2003
Óleo sobre lienzo adherido a tabla
140,5 x 147 cm
Colección particular

Se llega así de forma gradual al siguiente apartado, dedicado ya a los espacios abiertos, los patios, los jardines y el entorno más inmediato de la casa, concebidos básicamente como una prolongación del propio hogar. Aunque la vida de este grupo de artistas haya sido fundamentalmente urbana, en su obra evocan a menudo entornos rurales con un cierto sentimiento de nostalgia. Las casas que pintan son en ocasiones las del pueblo, como la de Tomelloso de Antonio López o María Moreno, pero son también las que habitan en Madrid, ubicadas en colonias de plantas bajas con jardín a las afueras de la ciudad, con una estética y una construcción muy similar a las de los pueblos. Estas pinturas dialogan aquí con algunos dibujos y esculturas de Antonio y Francisco López en los que retratan a su entorno más próximo, principalmente a los niños, en ese espacio que recrea un lugar de encuentro y esparcimiento de familia y amigos.

 
 
 
 

 
 

El Alcalde

Julio López
1972
Pizarra aglomerada con resina de poliéster
179 x 65,5 x 54,5 cm
Colección del artista

 
 

 
 

El Sueño

Julio López
1976
Pizarra y piedra de Colmenar aglomeradas con resina de poliéster
65 x 178 x 90 cm
Colección del artista

 
 

 
 

Parte de su Familia

Julio López
1972
Bronce
56 x 46 x 32 cm
Colección del artista

Frente a las anteriores figuras, de carácter más íntimo y escala modesta, el siguiente apartado de la exposición está dedicado a la figura humana más monumental, a los grandes proyectos escultóricos concebidos para espacios públicos. Apenas presente en los cuadros, la figura humana encuentra en la escultura su lugar natural de representación.

 
 
 
 

 
 

Calle de Salva, Valencia

Francisco López
1979
Relieve de bronce a la cera perdida
74 x 104 x 2,6 cm
Colección particular

 
 

 
 

Filatelia Finarte

Amalia Avia
1989
Óleo sobre lienzo
72 x 90 cm
Colección particular

 
 

 
 

Madrid hacia el Observatorio

Antonio López
1965-1970
Óleo sobre tabla
122 x 244 cm
Colección particular

La parte final del recorrido, en la que se prolonga la presencia de la escultura con la obra de Francisco López, está dedicada a las vistas urbanas, con las que salimos definitivamente al exterior para recorrer rincones y calles, principalmente de Madrid; unas obras que se convierten a lo largo de los años en testimonio de la metamorfosis de la capital en metrópoli moderna.

 
 
 
 

 
 

Puerta del Sol

Amalia Avia
1979
Óleo sobre tabla
120 x 140 cm
Colección AENA de Arte Contemporáneo

 
 

 
 

Gran Vía II

María Moreno
1990
Óleo sobre lienzo
103 x 120 cm
Colección particular

 
 

 
 

Ventana de Noche

Antonio López
2013-2015
Óleo sobre tabla
241 x 220 cm
Colección del artista

En la sala siguiente, la vista se amplía aún más con un conjunto de panorámicas de la ciudad desde la periferia, como las realizadas por Isabel Quintanilla, María Moreno y el propio Antonio López desde el barrio de Vallecas en sesiones conjuntas de pintura al aire libre. También están presentes las series de la Gran Vía tanto de Antonio López como de su mujer, María Moreno, trabajando uno junto al otro desde el mismo mirador para pintar los cielos y tejados de la ciudad con similares perspectivas. Y como colofón, un último espacio con un único protagonista: el gran lienzo de la imagen superior; una creación reciente, que se presenta por primera vez en España, y que destaca por su original visión de gran angular.

 

Noticia Relacionada en este

 

Volver          Principal

www.lahornacina.com